Actualizado 31/03/2011 16:15 CET

Los certificados de vacunación pediátrica de países latinoamericanos son más fiables que los de Europa del Este o China

Vacunación
EP/SESCAM

SEVILLA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los certificados de vacunación de niños procedentes de países latinoamericanos o de otros como India o Corea "son fiables frente a los de países de Europa del Este, Rusia y China", según ha apuntado el vocal del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) Francisco José Álvarez, en el marco de unas jornadas sobre vacunas que se ha celebrado recientemente en Sevilla.

Este especialista, que participó en la mesa redonda 'Aspectos prácticos de las vacunaciones' con su ponencia 'El Niño mal vacunado: pautas de actualización y rescate', ha explicado que en la práctica diaria los pediatras atienden "frecuentemente" a pequeños "que no han seguido el calendario de vacunaciones establecido", así como a niños inmigrantes o adoptados "procedentes de otros países con calendarios distintos al español, en ocasiones incompletos o bien con documentos de vacunación dudosos, falsos o inexistentes".

Todas estas situaciones, ha apuntado este especialista en su ponencia que ha recogido Europa Press, "requieren del conocimiento de las distintas pautas de vacunación acelerada o de rescate para realizar una correcta inmunización y adaptación al calendario de vacunación de España".

De hecho, ha resaltado que en niños mal vacunados las tablas de 'vacunación acelerada' son un instrumento de ayuda para los pediatras en su práctica diaria. "Las dosis administradas previamente, si las hubiese, deben considerarse válidas siempre que estén correctamente registradas o identificadas y respeten la edad mínima de aplicación de la vacuna y el intervalo mínimo entre las dosis de la misma", ha argumentado.

Además, ha aconsejado que deben administrarse "de forma simultánea" todas las vacunas posibles "en lugares anatómicos distintos".

En concreto, ha detallado que las primeras vacunas que han de administrarse tienen que ser aquellas "que inmunicen frente a la patología de mayor riesgo con relación a la edad del niño y a la epidemiología de su entorno", así como las que inmunicen al niño "frente a enfermedades para las que no hubiesen recibido ninguna dosis previa de vacuna".

NIÑOS INMIGRANTES O ADOPTADOS

En niños inmigrantes o adoptados, Álvarez ha afirmado en su ponencia recogida por Europa Press que, "igual que en el niño mal vacunado si aportan información sobre las vacunas recibidas", sólo deben considerarse como dosis administradas "aquellas que puedan documentarse claramente por escrito mediante un documento de registro o carnet de vacunaciones adecuadamente sellado".

En este punto, ha afirmado que "los certificados de países latinoamericanos, India y Corea son fiables frente a los de países de Europa del Este, Rusia y China". De otro lado, se ha referido a la necesidad de prestar "atención" a la actuación sobre algunas vacunas de los países de procedencia como la hepatitis B, el sarampión monocomponente o la BCG.

"Si los niños inmigrantes se desplazan a sus países de origen por periodos de tiempo prolongados se deberían administrar las siguientes vacunas para aumentar la protección frente a otras enfermedades inmunoprevenibles que casi no se registran en España como son: la vacuna frente a la hepatitis A, la de la fiebre amarilla, la tetravalente del meningococo, la de la tuberculosis, la de la rabia, la encefalitis japonesa o la encefalitis centroeuropea y la profilaxis de la malaria", ha enumerado este especialista.

Finalmente, ha apostado por realizar más recomendaciones "para no desaprovechar oportunidades de vacunación, basándose en la buena práctica de la vacunación, la educación sanitaria a los colectivos en los que se acumulan los niños mal vacunados y la formación a los profesionales sanitarios para que combatan el temor a las vacunas".