Publicado 07/10/2020 08:10CET

Cómo las células madre pueden ayudar en las lesiones deportivas

Sports injuries, bandaged knee    Joint pain, knee-joint, man, background
Sports injuries, bandaged knee Joint pain, knee-joint, man, background - BUSRACAVUS/GETTY - Archivo

   MADRID, 7 Oct. (EDIZIONES) -

   Cada vez está ganando más peso en nuestro país la Medicina Regenerativa o Biológica, aquella que emplea 'métodos ortobiológicos', como los ácidos hialurónicos, los factores de crecimiento, o las células madre para la regeneración de tejidos. Se trata de una disciplina que busca estimular el cuerpo para que sea él mismo quien sane las lesiones.

   En España, estas terapias biológicas se trabajan en muchos centros, está bastante estandarizada la Medicina Regenerativa, y se aplica en muchos clubes deportivos, y en centros de rehabilitación por ejemplo, si lo enfocamos en el nivel deportivo, según confiesa en una entrevista con Infosalus el doctor en Medicina y director de la Unidad de Medicina Regenerativa en el Hospital La Salud (Valencia) Enrique Gastaldi.

   El también especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica, y fundador y director médico en el Instituto de Traumatología Doctor Gastaldi de Valencia pide diferenciar, eso sí, las diferentes terapias ortobiológicas (infiltraciones de ácido hialurónico, el uso de plasma rico en plaquetas o factores de crecimiento, y las células madre o mesenquimales), ya que no son lo mismo.

   "Hay mucha desinformación en cuanto a la Medicina Regenerativa. La gente tiene que saber que cuando a uno le sacan sangre y se centrifuga le infiltran factores de crecimiento o plasma rico en plaquetas, no células madre. Las células madre se obtienen del tejido adiposo o de la médula ósea, y después ese tejido se procesa para conseguir las llamadas células madre", precisa el especialista.

   El experto de La Salud precisa que normalmente es un proceso que se realiza en quirófano. Si se obtienen del tejido adiposo, dice que se suele emprender una lipoaspiración a nivel del abdomen, una pequeña cantidad de 30 a 50 cm3, para no dañar el tejido adiposo. "Se emprende a través de anestesia local, con sedación, o bien en el momento, y se aprovecha la anestesia de una artroscopia por ejemplo", agrega.

   También se pueden obtener a partir de la médula ósea, donde se realiza un proceso de centrifugación, y se busca aislarlas lo más posible. Este caso es normalmente aconsejado en deportistas profesionales, en quienes es más difícil la extracción de grasa por su poca cantidad. "Aunque el número de células madre en esa zona es menor, se ha demostrado que su eficacia es similar", reconoce el especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica.

   Posteriormente, dice que se inyecta tanto en articulaciones como en tendones, en un procedimiento que supone menos de una hora de quirófano. "Las células obtenidas se infiltran en el músculo por ejemplo si se trata de una lesión muscular, si es en el tendón en el tendón; pero lo que más se trabajan son las lesiones del cartílago y se infiltran en rodilla, hombro, tobillo, o cadera, que es donde más problema de cartílago hay. Se cogen sobre el paciente y se trabajan en el mismo acto quirúrgico, con muy buenos resultados generalmente y un coste más asimilable. El paciente se va en el mismo día a casa. La recuperación es sencilla y requiere solamente de unos ejercicios en el domicilio", agrega Gastaldi.

EL PODER DE LAS CÉLULAS MADRE

   Según explica el director de la Unidad de Medicina Regenerativa en el Hospital La Salud, éstas tienen capacidad a la hora de diferenciarse de otro tipo de células, lo que les es útil para la reparación o regeneración de diferentes tejidos. "Además, las células madre tienen otro efecto importante, estimulan a las de alrededor a trabajar y con efectos antiinflamatorios", menciona este experto.

   "Aunque se están empleando también tras los infartos, o el Parkinson, por ejemplo, las células madre son muy útiles en el campo deportivo porque se producen numerosas lesiones de tendones, a nivel muscular, de ligamentos, o de cartílago, por ejemplo; de forma que su utilización ayuda a estimular la reparación de estos tejidos, que ésta sea más rápida y mejor", celebra el doctor Gastaldi.

   Eso sí, recuerda que hay otro tipo de tratamientos aún más avanzados, a partir de células madre que son cultivadas, pero que sólo pueden desarrollarse en unidades biológicas muy especializadas, "algo que produce un enorme encarecimiento del producto", avisa.

   Otra de las ventajas del empleo de células madre es que éstas prácticamente no tienen rechazo, "se toleran muy bien", según describe el doctor en Medicina, y se puede volver a la vida normal, y sin ningún problema, a partir de unas normas de conducta durante los días siguientes. "No se necesita nada especial, ni rehabilitación", añade, al tiempo que menciona que otro de sus beneficios, y en realidad el principal a juicio del doctor Gastaldi, es que con esta terapia se logra mejorar la calidad de la reparación.

   Este especialista en Medicina Regenerativa a nivel deportivo precisa también que suele optarse en primer lugar por el plasma a la hora de tratar las lesiones tendinosas o musculares, ahora bien, cuando hay mucho tejido dañado dice que se buscan las células madre para repararlo. "El que llega a este tratamiento viene de lesiones y de otros tratamientos que no han funcionado bien, aunque se puede instaurar de entrada, y con técnicas más sencillas. Es un escalonamiento en el tratamiento. Primero paracetamol, sino nolotil, y demás", agrega el especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica.

   Asimismo, destaca que otra de las ventajas es que así como los fármacos palían el dolor o la inflamación, las células madre trabajan y reparan la causa del problema. "Se emplean en lesiones de entidad grave y no tienen efectos secundarios porque usas tejido del propio cuerpo y eso no produce rechazo. Por otro lado, los efectos son biológicos, regeneran los tejidos. El fármaco intenta quitarte el dolor pero no te cura la causa, las células madre van más allá intenta reparar el proceso que te produce la lesión", destaca.

   En cuanto a las intervenciones quirúrgicas, la ventaja que tienen las terapias biológicas, según el especialista de La Salud es que muchos procesos como reparaciones musculares o tendinosas suelen ser procesos lentos y no siempre con un pronóstico favorable, y estas terapias pueden ayudar a evitar la cirugía o a demorarla.

Contador