Publicado 12/05/2021 11:36CET

Casi el 30% de los pacientes crónicos se benefició de la telemedicina durante el confinamiento

Archivo - Telemedicina HM Nens
Archivo - Telemedicina HM Nens - HM - Archivo

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El 29,5 por ciento de los pacientes crónicos utilizó la telemedicina durante el confinamiento domiciliario por la pandemia de la COVID-19. Las mujeres aprovecharon las posibilidades de la medicina ,on line, más que los hombres, en un 32,7 por ciento de los casos frente al 25,3 en los varones, según el estudio ,Uso de internet durante el confinamiento para consultas no presenciales con su médico o profesional sanitario que le atiende,, elaborado por el Instituto ProPatiens y recogido en el e-book gratuito Atención sanitaria no presencial.

Sin embargo, existen diferencias por edades en cuanto al uso de Internet para consultas no presenciales con el médico o profesional sanitario. Mientras que el 40,5 por ciento de los pacientes entre 30 y 39 años hicieron uno de esta posibilidad que ofrece la tecnología, solo el 18,2 por ciento de las personas entre 70 y 79 años aprovechó esta opción, que se convierte ya en el 0 por ciento en los pacientes mayores de 80.

El nivel de estudios de los pacientes es otro de los factores que se tuvo en cuenta en la investigación del Instituto ProPatiens. El 38,7 por ciento de los universitarios manifestó que utilizan internet para consultas sanitarias no presenciales, frente al 27,8 por ciento de personas que cursaron enseñanza profesional superior, el 24,4 de los que manifestaron tener estudios secundarios y el 16,7 en el caso de primarios.

En relación con al aprovechamiento de las posibilidades que ofrece Internet para consultas no presenciales con el médico o profesional sanitario en función de la comunidad autónoma en la que reside el paciente, se puede apreciar que, en general, el uso este tipo de herramientas todavía no se encuentra implantado, aunque llama la atención el caso de Aragón, territorio en el que la mitad de los participantes en este estudio confiesa utilizar este formato de consultas a distancia, mientras que en territorios con mayor índice de población como Andalucía, solo las usa el 37,5 por ciento.

Por patologías, los pacientes con diabetes, ansiedad, esclerosis múltiple y asma son los que más consultas no presenciales han realizado durante el confinamiento causado por la COVID-19.

Además del estudio, 'Atención sanitaria no presencial' hace un análisis exhaustivo de la situación actual de la telemedicina y el futuro de la misma para hacer frente a algunos de los retos a los que se enfrenta el sistema sociosanitario, como puede ser el envejecimiento de la población.

"La medicina no presencial y la vigilancia epidemiológica cobran un papel protagonista en los tiempos actuales. Tanto las herramientas tecnológicas de atención domiciliaria a los pacientes, como las de ayuda a la toma de decisiones a los profesionales sanitarios. De hecho, el 82 por ciento de los españoles está a favor de las consultas online como alternativa a visitar los centros de salud, frente al 70 por ciento del promedio europeo", ha comentado el presidente de la Comisión de Salud Digital de AMETIC y director de estrategia de salud de GMV, Carlos Royo.