Publicado 13/06/2022 14:00

El cáncer de piel es prevenible y curable en más de un 90% de los casos no melanoma si se trata a tiempo

Archivo - Cáncer de piel
Archivo - Cáncer de piel - QUIRONSALUD - Archivo

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cáncer de piel es prevenible y curable en más de un 90 por ciento de los casos no melanoma si se trata a tiempo, según han asegurado expertos de GenesisCare con motivo del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel.

Existen tres tipos principales de cáncer de piel: melanoma, carcinoma basocelular y carcinoma de célula escamosa. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que la incidencia de los cánceres de piel tipo no melanoma oscila entre el 9-14 por ciento y el 4-9 por ciento en los hombres y mujeres respectivamente1 La prevención de los mismos se centra en la protección adecuada del sol siempre que sea posible.

Esta protección incluye evitar el sol, ropa que cubra toda la piel expuesta, sombreros y gafas de sol, utilización de protectores solares de amplio espectro (ultravioleta A/ultravioleta B) y bloqueadores solares con aplicaciones frecuentes. En este sentido, los expertos han comentado que la población también debe conocer que la radiación ultravioleta de las camas interiores de bronceado es un carcinógeno del grupo 1 (similar al tabaco o al asbesto).

"El melanoma de piel es un tipo de cáncer en el que lo más importante es la prevención, evitando que los rayos solares dañen la piel, especialmente en el período de la infancia", ha dicho el oncólogo radioterápico y jefe clínico de cáncer de piel en GenesisCare España, David Esteban.

Además, prosigue, es accesible a la vista, siendo su diagnóstico y tratamiento precoz fundamentales para su curación y para evitar la mortalidad por esta causa. El primer paso para el diagnóstico precoz de melanoma es la inspección de la piel, así como valorar la regla del "patito feo", que se base en identificar manchas diferentes a las demás.

En cuanto al cáncer de piel no melanoma, aunque puede surgir de forma aislada, existe un grupo de pacientes que presenta un campo de cancerización cutáneo extenso (ESFC), con un alto riesgo de recurrencia de lesiones precancerosas y cancerosas que requieren la repetición del tratamiento durante muchos años.

"El riesgo continuo de cáncer de piel, y el impacto físico y estético de la enfermedad y de las intervenciones puede afectar a la calidad de vida del paciente. Aunque se utilizan diferentes tratamientos tópicos de forma común, como las cremas de quimioterapia, estas presentan tasas de control a largo plazo variables y subóptimas y una tendencia a reacciones cutáneas locales", ha enfatizado el experto.

Contador

Más información