Cáncer de hígado, una enfermedad "de segunda" que no puede tratarse con fármacos ya utilizados en otros tumores

Actualizado 29/10/2019 18:01:46 CET
459100.1.644.368.20191029132359
Vídeo de la noticia

   MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Expertos en el tratamiento del cáncer de hígado han exigido al Ministerio de Sanidad que financie tres fármacos que logran mejorar la esperanza de vida de los pacientes y que ya se utilizan en la sanidad pública para tratar otros cánceres.

   Se trata de los medicamentos regorafenib, financiado ya para el tratamiento del cáncer renal y colorrectal; cabozanitinib, utilizado en varios tumores como el renal; y levatinib, usado en cáncer de tiroides. Tres fármacos, que se suman a otro recién autorizado, que han sido aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) para su uso en el cáncer de hígado y que, incluso, las sociedades científicas los han calificado con el "más alto grado" de evidencia científica.

   Sin embargo, y pese a que las evidencias científicas han demostrado que estos tratamientos pueden llegar a aumentar en tres años la esperanza de vida de los pacientes con cáncer de hígado avanzado, el cual supone la cuarta causa de muerte en el mundo por enfermedad oncológica, el séptimo en incidencia y del que cada año se diagnostican 6.000 nuevos casos en España, y a que ya se utiliza en otros países europeos como Alemania, Francia o Italia, el Ministerio de Sanidad no ha aprobado su financiación.

   "El cáncer de hígado es un cáncer de segunda y estamos convencidos de que si estos medicamentos fueran para el tumor de mama ya estarían financiados. Por tanto, estos pacientes son ciudadanos de segunda, tanto respecto a los de otros países de Europa como a los que padecen otras enfermedades oncológicas", ha lamentado el director de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universidad de Navarra y presidente de la Asociación Internacional de Cáncer de Hígado (ILCA), Bruno Sangro.

ES "MÁS BARATO" QUE EL TRATAMIENTO ACTUAL DEL CÁNCER DE HÍGADO

   A su juicio, el motivo económico es la principal razón por el que el departamento que actualmente dirige en funciones María Luisa Carcedo no financia estos tratamientos, si bien, tal y como ha asegurado el presidente de la AEEH y director de la Unidad de Gestión Clínica de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, Raúl Andrade, el medicamento regorafenib es "más barato" que el soragenib, el único tratamiento aprobado hasta ahora para los pacientes con cáncer de hígado avanzado.

   "El resultado tangible e incuestionable es que, comparando con la evolución natural de la enfermedad, la supervivencia de los pacientes en estadio avanzado se ha duplicado o triplicado cuando se pueden administrar los nuevos fármacos secuencialmente. No son migajas de supervivencia, sino que es un beneficio muy consistente", ha dicho el doctor Sangro, tras lamentar la irracionalidad que supone que sólo los puedan recibir en España los pacientes que están en la sanidad privada.

   Finalmente, el presidente de la ILCA ha reconocido que otro de los motivos por los que esta enfermedad es "de segunda" es porque erróneamente se suele considerar que se desarrolla por la "mala vida" de los pacientes, por lo que "no es atractiva". No obstante, se ha demostrado que este tumor surge fundamentalmente en pacientes con enfermedades hepáticas crónicas y, sobre todo, debido a la infección por los virus de la hepatitis B y C, cirrosis o hígado graso ligado al síndrome metabólico.

   "La mayor parte de los casos se diagnostican en estadios intermedios y avanzados, donde los pacientes necesitan tratamiento farmacológico. Pese a que se conoce la población de riesgo y a que existen métodos de cribado eficaces, no se han establecido tampoco programas formales de cribado poblacional", ha zanjado el doctor Sangro.

Contador

Para leer más