Publicado 06/03/2020 11:23:13 +01:00CET

La biopsia dirigida por resonancia magnética detecta mejor el cáncer de próstata agresivo, según un estudio

Células en el cáncer de próstata
Células en el cáncer de próstata - IMPERIAL COLLEGE LONDON - Archivo

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El uso de una combinación de resonancia magnética (RM) para localizar y tomar muestras de tejido prostático sospechoso, junto con una biopsia de próstata estándar, tiene una probabilidad significativamente mayor de detectar los cánceres de próstata más agresivos que la biopsia sola, según un estudio publicado en la revista 'New England Journal of Medicine'.

Aproximadamente uno de cada nueve hombres será diagnosticado con cáncer de próstata durante su vida, según la Sociedad Americana del Cáncer. La mayoría no mueren a causa del tumor, y muchos tienen formas más leves de la enfermedad que no requieren un tratamiento inmediato, sino que pueden ser vigilados cuidadosamente, lo que se denomina vigilancia activa, para asegurarse de que el tumor no está creciendo o se está volviendo más agresivo.

Sin embargo, se sabe que las biopsias tradicionales, que utilizan imágenes de ultrasonido para localizar la glándula y extraer aleatoriamente 12 muestras de tejidos centrales, no detectan cánceres agresivos. Como resultado, muchos hombres con formas más leves de la enfermedad han sido tratados en exceso con cirugía o radiación, lo que a menudo provoca efectos secundarios como impotencia e incontinencia.

En una biopsia dirigida, las resonancias magnéticas del cáncer sospechoso se fusionan con imágenes de ultrasonido en tiempo real, creando un mapa de la próstata que permite a los médicos localizar y examinar las zonas sospechosas.

"Con una mayor confianza en nuestra capacidad para hacer un diagnóstico preciso, estamos mejor capacitados para utilizar enfoques más conservadores, como la vigilancia activa, para manejar a los pacientes sin que se produzcan efectos secundarios adversos", explica el autor principal de la investigación, Minhaj Siddiqui, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland (Estados Unidos).

Para el estudio, evaluaron a 2.103 hombres que se sometieron a biopsias tradicionales usando ultrasonido y biopsias dirigidas guiadas por resonancia magnética para detectar el cáncer de próstata. Luego examinaron las glándulas prostáticas de 404 de estos pacientes que fueron diagnosticados con cáncer de próstata y a los que se les extirpó la glándula quirúrgicamente. Así, encontraron que los cánceres agresivos no se detectaron en el 16,8 por ciento de las biopsias estándar, en comparación con el 8,8 por ciento de las biopsias dirigidas por RM; cuando se combinaron los dos métodos de biopsia, apenas se pasó por alto el 3,5 por ciento de los cánceres agresivos.

Para leer más