Actualizado 18/10/2011 19:53 CET

Más de 14.000 mujeres se han sometido a mamografías entre enero y septiembre para detectar un cáncer precoz

Mamografía
EP/MARINASALUD

PALMA DE MALLORCA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un total de 14.403 mujeres de las Islas Baleares de entre 50 y 64 años se han sometido a una mamografía entre enero y septiembre de este año, en el marco del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama. Esta iniciativa, que desarrolla la Conselleria de Salud, sitúa la tasa de participación, durante los tres primeros trimestres del año, en el 75,43%, puesto que está previsto citar un total de 19.095 mujeres hasta finales de 2011.

Así, en un comunicado emitido por el Govern se ha dado a conocer que con motivo de conmemorar este miércoles el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, la Conselleria "quiere recordar la importancia del diagnóstico precoz, que aumenta de manera muy significativa la posibilidad de curación a los 5 años".

La mamografía "ha demostrado su utilidad desde el punto de vista científico y es una herramienta muy importante para obtener un diagnóstico precoz".

Para ofrecer una atención integral a las mujeres que presentan una sospecha de cáncer de mama, la Conselleria ha establecido en todos los hospitales un circuito de visita rápida para diagnosticar el cáncer de mama. Así, la mujer que es derivada desde los centros de salud de Atención Primaria tiene una cita directa preferente a la unidad funcional o consulta de mama de su hospital de referencia en un plazo inferior a 7 días y a 30 para recibir tratamiento.

Este sistema es consecuencia de un protocolo y de un circuito que ha sido consensuado entre profesionales facultativos de atención primaria y de los hospitales y que comprende todos los criterios de derivación ante la posibilidad de un cáncer de mama.

A través del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama, las mujeres de entre 50 y 69 años se someten a una prueba de criba o mamografía bilateral en doble proyección, con doble lectura, independiente, por parte de dos especialistas en radiología.

La citación es personalizada a cada mujer mediante una carta que se remite 10 o 15 días antes de la fecha fijada para la exploración. Para las usuarias del Programa hay un teléfono de atención directa, que la Conselleria ha informado es el 971 21 21 10.

Así, Salud ha ampliado de forma progresiva la población susceptible de criba, hasta llegar, en 2011, a todas las mujeres residentes entre los 50 y los 69 años. La población susceptible de criba prevista para el 2011 suma un total de 50.422.

UN 95% DE PRUEBAS SALE NEGATIVA

En cuanto a los resultados, la gran mayoría de las mujeres sometidas a la prueba, el 95%, tienen la confirmación de que no hay ningún problema y se las cita para volver ser exploradas pasados dos años. Cerca del 2% se cita para el año siguiente y un 3% se deriva a la Unidad de Diagnóstico. Desde el inicio del Programa, en 1997, hasta ahora, se han registrados 591 cánceres de mama.

La finalidad es que todas las mujeres del archipiélago tengan acceso a las mismas prestaciones, al nivel más alto del servicio y con un resultado más óptimo, independientemente del dispositivo (hospital o centro de salud) al cual haya acudido para resolver su problema de salud o de su lugar de residencia.

Este tipo de cáncer es más frecuente entre las mujeres del mundo desarrollado. Cada año se diagnostican en España más de 22.000 nuevos casos, que representa un 30% de los tumores detectados a las personas de sexo femenino en nuestro país. Se estima que el riesgo de sufrir cáncer de mama es, aproximadamente, en 1 de cada 8 mujeres.

España es el país europeo que ocupa la última posición en incidencia. El pronóstico del cáncer de mama en Europa es relativamente bueno. La supervivencia mediana a los cinco años es del cercando del 80% y si se detecta de forma precoz supera el 90%.