Publicado 25/06/2020 16:32CET

Un bacteriófago podría reducir la mortalidad del COVID-19, según un estudio

Un bacteriófago (naranja) se adhiere a la membrana de una célula bacteriana (azul).
Un bacteriófago (naranja) se adhiere a la membrana de una célula bacteriana (azul). - UC SAN DIEGO HEALTH SCIENCES - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un bacteriófago puede reducir el crecimiento bacteriano en los pulmones, limitando la acumulación de líquido. Esto podría disminuir la mortalidad de los pacientes afectados por COVID-19, según un artículo publicado en la revista 'PHAGE: Therapy, Applications, and Research'.

"La tasa de crecimiento bacteriano podría reducirse potencialmente por la aplicación en aerosol de bacteriófagos naturales. Estos se alimentan de las principales especies de bacterias que se sabe que causan la insuficiencia respiratoria", explica el líder del trabajo, Marcin Wojewodzic, de la Universidad de Birmingham (Reino Unido).

La disminución del crecimiento bacteriano también daría al cuerpo más tiempo para producir anticuerpos protectores contra el coronavirus causante de la enfermedad.

"Usados correctamente, los fagos tienen la ventaja de ser capaces de atacar muy específicamente a las bacterias que causan las infecciones secundarias. Eliminarían la bacteria problemática pero dejarían intacto un microbioma que de otra manera sería frágil", apunta Martha Clokie, profesora de Microbiología de la Universidad de Leicester (Reino Unido).