El Carlos Haya (Málaga) evita la cirugía a pacientes con lesión cerebral gracias a la radioterapia avanzada

Actualizado 07/04/2011 20:24:53 CET

MÁLAGA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Regional Carlos Haya de Málaga ha tratado en 2010 con técnicas no invasivas de radioterapia externa avanzada a 16 pacientes con lesión cerebral, evitando así su intervención quirúrgica. Este logro ha sido posible gracias a un Comité de Radiocirugía, formado por neurocirujanos, oncólogos radioterapéuticos, radiofísicos de hospital y radiodiagnóstico, responsable de la indicación clínica y evaluación de pacientes candidatos a ser tratados con estas medidas.

La radiocirugía y la radioterapia esterotáxica fraccionadas son las técnicas de radioterapia avanzada que se llevan a cabo en el tercer acelerador lineal de electrones adquirido por el hospital el año pasado.

Esta tecnología permite tratar tumores de pequeño tamaño --desde medio centímetro hasta cinco centímetros aproximadamente--, situados en áreas poco accesibles para la cirugía convencional o que suponen un elevado riesgo quirúrgico para el paciente debido a su localización, generalmente en áreas funcionales sensitivas y motoras críticas, como las del lenguaje o del movimiento.

De los pacientes intervenidos, 12 han sido tratados con radiocirugía y cuatro con radioterapia esterotáxica fraccionada. En el primer caso, los pacientes solo precisan una sesión de radioterapia, mientras que los segundos, dependiendo del tamaño y localización de la lesión, requieren entre 20 y 30 sesiones.

El comité de expertos determina las alternativas terapéuticas para cada paciente --cirugía, radioterapia convencional o radioterapia avanzada, de forma aislada o complementaria--. Además, los profesionales concretan el número de sesiones requeridas, intensidad de irradiación, medicación, cuidados que precisará el paciente y el momento más adecuado para realizar la intervención, entre otros aspectos.

De acuerdo a la evolución del paciente tras el tratamiento, los especialistas realizan un seguimiento periódico a través del control clínico y radiológico en las consultas externas de Neurocirugía y de Oncología Radioterápica.

INDICACIONES MÁS FRECUENTES

Las indicaciones más frecuentes de las técnicas de radioterapia avanzada son las metástasis cerebrales y malformaciones arteriovenosas, seguidas de tumores del nervio auditivo y tumores de hipófisis.

También se emplean en patología tumoral maligna, así como en el tratamiento de tumores extracraneales localizados en la base del cráneo (cabeza-cuello), utilizándose en este último caso la radioterapia esterotáxica fraccionada.

Con respecto a la radioterapia convencional, las técnicas avanzadas ofrecen una mejor tolerancia por parte del paciente, ya que a dosis muy altas es posible adaptar y modular la radioterapia. Son técnicas de mayor precisión y exactitud, por lo que se reduce el campo de irradiación, protegiendo a los órganos próximos y minimizando los efectos secundarios.