Publicado 03/03/2020 7:59:42CET

Un análisis de sangre para saber si es Alzheimer o deterioro cognitivo leve

Análisis de sangre
Análisis de sangre - PIXABAY - Archivo

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un análisis de sangre que podría hacerse en la consulta de un médico puede revelar rápidamente si un paciente con problemas de memoria tiene enfermedad de Alzheimer o deterioro cognitivo leve y también puede distinguir ambas afecciones de la demencia frontotemporal. Si se aprueba, podría conducir a un aumento en el número de pacientes con Alzheimer que se inscriben en ensayos clínicos y usarse para controlar la respuesta a esos tratamientos en investigación.

Para este estudio, publicado este lunes en la revista 'Nature Medicine' y dirigido por la Universidad de California en San Francisco (UCSF), los investigadores midieron los niveles en sangre de tau 181 fosforilada (pTau181), una proteína del cerebro presente en pacientes con Alzheimer.

Descubrieron que era 3,5 veces más alta en personas con la enfermedad en comparación con sus pares sanos. Por el contrario, en pacientes con demencia frontotemporal, una patología que a menudo se diagnostica erróneamente como Alzheimer, se descubrió que pTau181 estaba dentro del mismo rango que el grupo de control.

"Esta prueba podría eventualmente implementarse en un entorno de atención primaria para que las personas con problemas de memoria identifiquen quién debe ser derivado a centros especializados para participar en ensayos clínicos o para ser tratados con nuevas terapias contra el Alzheimer, una vez que estén aprobados", señala el autor principal Adam Boxer, del Centro de Envejecimiento y Memoria de la UCSF.

Ser capaz de diagnosticar fácilmente la enfermedad de Alzheimer en las primeras etapas puede ser especialmente beneficioso para los pacientes con deterioro cognitivo leve, algunos de los cuales pueden tener la enfermedad de Alzheimer temprana. Las personas con Alzheimer temprano tienen más probabilidades de responder a muchos de los nuevos tratamientos que se están desarrollando.

PRUEBAS ACTUALES DE ALZHEIMER: COSTOSAS E INVASIVAS

Los métodos existentes para diagnosticar el Alzheimer incluyen la medición de los depósitos de amiloide, otra proteína implicada en la demencia, a partir de una exploración PET, o usando punción lumbar para cuantificar amiloide y tau en líquido cefalorraquídeo.

Los escáneres PET son caros, solo están disponibles en centros especializados y actualmente no están cubiertos por el seguro, y las punciones lumbares son invasivas, requieren mucho trabajo y no son fáciles de realizar en grandes poblaciones, anotaron los autores.

Según un estudio de 2019, hay 132 medicamentos en ensayos clínicos para la enfermedad de Alzheimer, incluidos 28 que se están probando en 42 ensayos de fase 3, la parte final de un estudio antes de obtener la aprobación. Entre esos medicamentos de fase 3 se encuentra aducanumab, que algunos expertos creen que puede ser el primer medicamento aprobado para retrasar la progresión de la enfermedad de Alzheimer.

En el estudio, los participantes se sometieron a pruebas para medir pTau181 a partir de plasma, la parte líquida de la sangre. Tenían entre 58 y 70 años e incluían 56 que habían sido diagnosticados con Alzheimer, 47 con deterioro cognitivo leve y 69 de sus compañeros sanos.

Además, los participantes incluyeron 190 personas con diferentes tipos de demencia frontotemporal, un grupo de trastornos cerebrales causados ??por la degeneración de los lóbulos frontales y temporales, áreas del cerebro asociadas con la toma de decisiones, el control del comportamiento, las emociones y el lenguaje. Entre los adultos menores de 65 años, la demencia frontotemporal es tan común como la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores encontraron que las mediciones de sangre de pTau181 dieron información similar a las herramientas de diagnóstico más establecidas de las medidas de exploración PET de la proteína amiloide o tau, señala Boxer.

El estudio sigue la investigación de otros científicos publicados el año pasado que encontró que altos niveles de amiloide en plasma eran un predictor de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, el amiloide se acumula en el cerebro muchos años antes de que surjan los síntomas, si surgen, apunta Boxer, quien está afiliado al Instituto de Neurociencias Weill de la UCSF.

"En contraste, la cantidad de tau que se acumula en el cerebro está muy relacionada con el inicio, la gravedad y los síntomas característicos de la enfermedad", añade.

Un estudio complementario realizado por Oskar Hansson, MD, PhD, de la Universidad de Lund, Suecia, publicado en la misma edición de Nature Medicine corroboró los resultados del estudio dirigido por UCSF. Llegó a la conclusión de que pTau181 era un predictor más fuerte de desarrollar Alzheimer en ancianos sanos que el amiloide.

Los investigadores dijeron que esperan ver el análisis de sangre disponible en los consultorios médicos dentro de cinco años.

Contador

Para leer más