Publicado 15/12/2020 10:46CET

Cómo afrontar esta Navidad diferente siendo paciente oncológico

Recurso investigación del cáncer
Recurso investigación del cáncer - PIXABAY/ PDPICS - Archivo

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Debido a la situación actual de pandemia y a las medidas adoptadas al respecto, el paciente oncológico, considerado de riesgo, puede llegar a experimentar "una sensación de aislamiento excesivo y frustración", según la responsable de la Unidad de Psicooncología de MD Anderson Cancer Center Madrid, Marta de la Fuente, para lo que recomienda "valorar lo que sí se puede hacer, sin dejar atrás las precauciones necesarias".

Así, estos sentimientos de miedo y preocupación del paciente se traducen en la necesidad de evitar las posibles situaciones de contagio. Sin embargo, aunque "todo esto deriva de manera inevitable en unas Navidades muy diferentes, no necesariamente han de ser unas Navidades frustradas", apunta. A su juicio, los pacientes oncológicos tienen que "evitar centrarse en la queja o en recordar lo raras que pueden ser estas Navidades".

"Es imprescindible tener en cuenta que los pacientes con cáncer suelen vivir las emociones con más intensidad durante estas fechas". Por ello, explica que, dependiendo de la personalidad del paciente o incluso del proceso oncológico que esté llevando, la época navideña puede afectarle más positivamente o de manera más melancólica, con emociones de tristeza, añoranza e incluso rabia. "Muchas veces también depende de cuáles hayan sido las experiencias previas de estos pacientes, del tipo de relaciones personales y familiares que este tiene o incluso de las pérdidas que se hayan sufrido o no en los últimos años", detalla la psicooncóloga.

En este sentido, el paciente con cáncer puede enfrentarse en estos días a una serie de nuevos y diferentes obstáculos, como que algún familiar no tenga la misma concienciación a la hora de sus cuidados o que puedan sentirse juzgados por su entorno al llevar las medidas de prevención de manera estricta; también el hecho de no poder dar pie a las muestras de cariño con los familiares o seres queridos en unas fechas que siempre llaman a este tipo de comportamientos. "Con la imposición de este tipo de restricciones, estamos frenando precisamente la esencia de lo que son las Navidades en sí, lo cual puede mermar parte de la ilusión del paciente", señala de la Fuente.

LA IMPORTANCIA DE COMUNICAR

Para disfrutar de las Navidades tanto como en años anteriores, "es fundamental que estos pacientes sean capaces de expresar abiertamente con su entorno sus emociones acerca de lo que esta situación "tan peculiar" les está generando por dentro y que normalicen la comunicación abierta, que sin duda es muy saludable"; puntualiza la experta.

"También puede resultar clave el hecho de darle dinamismo a los temas de conversación durante estas festividades y evitar hablar constantemente de la pandemia", ha apuntado. Además, las muestras de cariño y de afecto "juegan un papel muy importante este año", ya que hay que aprender a expresar el afecto a través de las miradas, las palabras, potenciando mucho la comunicación verbal".

Con todo, la especialista avisa de que "la cuestión recae la mayoría de las veces en el rol que desempeñe el entorno de este paciente a lo largo de estos días tan marcados". Para ello, es "clave" transmitir seguridad, escuchar y ser flexible con el paciente a la hora de afrontar estas fechas, de modo que se respete siempre su ritmo.

"Debemos proponer, animar y preguntar; no imponer, ignorar y obligar", anima la experta. "Asimismo, es imprescindible no intentar bloquear los sentimientos negativos que pueda experimentar el paciente, sino que se debe permitir un desahogo para después ayudarle a buscar esa ilusión en una época tan especial como esta", ha concluido.