Publicado 27/04/2021 12:07CET

Cómo afrontar el desempleo sin descuidar la salud mental

Depresión, tristeza, ansiedad, estrés.
Depresión, tristeza, ansiedad, estrés. - CLÍNICA LÓPEZ IBOR

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La psicóloga de la clínica López Ibor, Beatriz Mora, ha indicado que el impacto de la crisis de la Covid-19 en el empleo tiene consecuencias en la salud mental, ya que "la pérdida del trabajo es comparable con otras circunstancias traumáticas de la vida como la pérdida de un ser querido", por lo que aboga por "vivirlo como un duelo, con todas sus etapas".

Así, la experta ha explicado que el trabajo tiene un componente social y emocional para la persona, pues "constituye una manera de vivir, de interacción personal y tiene un fin de gratificación y utilidad". En este sentido, ha recordado que, para la persona, su trabajo es "estructura y orden" en su día a día, constituyendo una rutina y una serie de hábitos necesarios para establecer tiempos.

"Haber sido despedido o tener que cerrar un negocio supone una vivencia de pérdida y hay que vivirlo como un duelo, ya que, psicológicamente, la persona vive esta situación con un gran dolor y sensación de vacío", ha detallado la especialista. Esto, a su vez, se percibe como una amenaza, por lo que, según explica Mora, "el cerebro lo detecta y envía señales al cuerpo para poder afrontar lo que interpreta como un peligro, reaccionando con una respuesta de ansiedad para luchar o huir como mecanismo de supervivencia ante esta situación".

Así, la psicóloga especifica que "lo que sucede realmente es que esta situación no se va a resolver a corto plazo, y los mecanismos de afrontamiento para luchar no van a ser efectivos porque en este momento no hay soluciones". Es por ello que muchas personas eligen mecanismos de evitación o evasión para manejar el sentimiento de abandono, fracaso y derrota, llegando incluso a conductas adictivas, donde encuentran un alivio, como el consumo de alcohol. "Esto hace que aumente más el estado de ansiedad, generando un gran sufrimiento para la persona y pudiendo desencadenar una depresión", añade la experta.

CÓMO HACER FRENTE AL DESEMPLEO SIN DESCUIDAR LA SALUD MENTAL

Por todo ello, la psicóloga ha puesto de manifiesto algunos consejos para hacer frente al desempleo sin descuidar la salud mental. Lo primero de todo, a su juicio, es aprender a aceptar las emociones y pedir ayuda a profesionales.

Asimismo, reitera la importancia de asumir la pérdida y sus etapas. "Perder el trabajo genera dolor porque se pierde un proyecto de vida, una ilusión, una identidad y una forma de relacionarse con el mundo, y esta pérdida la tenemos que asumir como un duelo con sus etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación", señala.

Otra indicación de la psicóloga es ser capaces de "comprender la excepcionalidad del momento, cambiar el enfoque y buscar posibles soluciones". Es clave, en su opinión, el trabajo de resignificación; es decir, "entender que esta situación es por la pandemia y no porque la persona no sea válida ni porque se cuestione su profesionalidad puede dar un giro más positivo a la situación para no enjuiciar o personalizar el problema".

Valorar el apoyo de seres queridos es otro de los consejos de la especialista. "Hay que introducir otros elementos que sirvan para sostenernos, como valorar los apoyos familiares y de amigos; el hecho de poder compartir el problema y poder ver soluciones en común hace que se pueda aliviar algo la preocupación y bajar niveles de ansiedad", asegura.

También destaca la importancia de acudir a un profesional de la salud, ya que pueden ayudar "a trabajar los propios recursos y a tener una actitud más activa y positiva, que no es ilusoria, sino práctica".

Por otro lado, recuerda la importancia de cuidarse emocionalmente, tratando de reestablecer una rutina cultivando todas las áreas personales: hacer deporte, practicar hobbies, cuidar los apoyos familiares y sociales, así como "poder invertir un tiempo de la supuesta jornada laboral en la búsqueda de empleo para no sentirse desconectado del mundo", según la psicóloga.

Además, Mora también insiste en "vivir en el presente y centrarse en lo que se puede controlar". Así, aboga por poner el foco en lo que se puede controlar en este momento, en lugar de preocuparse por el futuro o el pasado. "No podemos sentirnos estancados ni perder el entusiasmo", asegura.

Por último, la psicóloga recuerda la importancia de "valorarnos por lo que somos, no por las circunstancias actuales". "Es necesario darnos el valor que tenemos, no solo por lo que hacemos laboralmente, sino por quiénes somos, nuestros valores, nuestras creencias, cómo nos cuidamos y cuidamos a lo que nos rodea, así como dar sentido a lo que verdaderamente importa en nuestra vida y las habilidades y destrezas que tenemos por quiénes somos y no solo por lo que hacemos", concluye.