Publicado 11/11/2019 15:17CET

Advierten del alto porcentaje de diabéticos sin diagnosticar

Diabetes, glucómetro.
Diabetes, glucómetro. - HOSPITAL LA LUZ

   MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

   En España se estima que la diabetes tiene una prevalencia del 14 por ciento, y, además, existe un importante porcentaje de diabéticos que no están diagnosticados y desconocen que padecen la enfermedad, según recuerda la jefa de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz, María Luisa de Mingo, en el marco del día mundial de la enfermedad, que se celebra este jueves.

   En este sentido, la doctora ha advertido que cualquier persona con un índice de masa corporal más alto de 25, que tengan antecedentes familiares de diabetes o que tengan diagnóstico de hipertensión, alteración de colesterol o triglicéridos, enfermedad cardiovascular o sean sedentarios deberían realizarse un chequeo para descartar la presencia de diabetes.

   Tal y como indica de Mingo, "los síntomas que pueden dar la voz de alarma de la presencia de una diabetes pueden ser tener la boca seca, fatiga, sed, visión borrosa, aumento de micción o mala cicatrización de heridas, entre otros".

   Así, la doctora añade que "la valoración de la glucosa en ayunas se puede realizar mediante una analítica habitual o, si se dispone de glucómetro, mediante la determinación de la glucosa capilar (obtención de la muestra de sangre en los laterales de los dedos con una lanceta y la lectura del resultado con una tira reactiva que se inserta en el glucómetro).

   Con el fin de concienciar, de Mingo ha querido recordar que existen diferentes tipos de diabetes, siendo las más frecuentes la de tipo 1 (DM1) y la de tipo 2 (DM2)

   La diabetes tipo 1, típica en la infancia y adolescencia, se produce por la destrucción de células beta pancreáticas, generando una deficiencia absoluta de insulina. La de tipo 2 se produce por un déficit progresivo de la secreción de insulina generalmente partiendo de una resistencia a la insulina; es la típica de adultos con exceso de peso.

    La diabetes se ha convertido en una epidemia a nivel mundial dado que están aumentando los casos de diabetes mellitus tipo 1 y fundamentalmente la tipo 2 debido, en este último caso, al rápido aumento de casos de obesidad por los malos hábitos de alimentación y la escasa actividad física.

   "Las personas con diabetes pueden presentar una serie de complicaciones que pueden prevenirse a través de un buen control de la enfermedad", ha explicado.

   Así, ha enumerado una serie de patologías, como la retinopatía diabética, que afecta a 1 de cada 3 de los diabéticos y es la principal causa de pérdida de visión en adultos en edad laboral; la nefropatía diabética, que es la enfermedad renal terminal más frecuente en diabéticos; la enfermedad coronaria, la enfermedad arterial periférica; el ictus; y pie diabético, entre otras.

   Por eso, para prevenir la diabetes es importante llevar una vida saludable, evitar el sedentarismo y seguir una dieta sana para mantener un peso saludable", subraya la doctora de Mingo.