Publicado 16/06/2022 11:31

Hasta el 10% de ingresados en hospitales españoles sufre infección relacionada con asistencia sanitaria

Archivo - Patient on hospital bed
Archivo - Patient on hospital bed - DRPNNCPP - Archivo

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Mabel Cano del Pozo, de la dirección de Asistencia Sanitaria en el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, ha advertido de que entre el 5 y el 10 por ciento de los pacientes ingresados en hospitales españoles sufre una infección relacionada con la asistencia sanitaria.

"Las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS) constituyen un importante problema de salud pública porque son frecuentes al afectar a entre el 5 y el 10 por ciento de los pacientes ingresados en hospitales españoles, tienen una importante morbimortalidad asociada, suponen un motivo de sufrimiento para los pacientes y sus familias y contribuyen a elevar significativamente los costes de la asistencia sanitaria", ha detallado durante su intervención en la Jornada InterCongresos Girona 2022, de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública y Gestión Snaitaria (SEMPSPGS).

Los antibióticos permiten no solamente tratar con éxito infecciones comunitarias que previamente tenían una importante morbimortalidad, sino que son un recurso esencial para la prevención y tratamiento de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS), complicación frecuente de numerosos procedimientos diagnósticos y terapéuticos, como es el caso del tratamiento del cáncer, los trasplantes de órganos o el soporte vital intensivo. Por ello, los antibióticos han contribuido en gran medida al desarrollo alcanzado por la Medicina tal y como la conocemos.

"En las últimas décadas se ha producido un aumento importante de la resistencia a los antibióticos, lo que unido al parón en el descubrimiento y desarrollo de nuevas moléculas ha conducido a una situación de 'crisis antibiótica' que implica la ausencia de tratamientos eficaces para un número creciente de infecciones graves", ha explicado la experta.

El impacto de la resistencia a los antibióticos es máximo entre los pacientes que reciben asistencia sanitaria. No solo porque las IRAS son las infecciones con las tasas más altas de resistencia a los antibióticos, sino también por la vulnerabilidad de estos pacientes, que incrementa su morbimortalidad.

La gravedad de la situación ha hecho que las principales instituciones sanitarias mundiales consideren el de la resistencia a los antibióticos como uno de los principales problemas de salud pública y su abordaje un asunto prioritario, a la vez que complejo, con al menos tres componentes: la prevención de las infecciones y la transmisión de microorganismos resistentes, la optimización del uso de los antibióticos disponibles y el descubrimiento y desarrollo de nuevos antibióticos.

Los programas de optimización de uso de antibióticos (PROA) han demostrado contribuir a un uso más apropiado de los antibióticos, mejorando los resultados clínicos y disminuyendo la frecuencia de infecciones resistentes a los antibióticos.

"Desde hace décadas los programas de vigilancia, prevención y control de IRAS han demostrado disminuir la incidencia de este tipo de infecciones. Estos programas tienen dos componentes: el de la vigilancia epidemiológica, y el de la prevención y control mediante la aplicación de las medidas que han demostrado ser eficaces en su prevención", ha concluido.

Contador