Actualizado 20/04/2010 11:05:38 +00:00 CET

Una variante genética podría proteger la función cognitiva

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La investigación muestra una variante genética que podría ayudar a proteger las habilidades de memoria y pensamiento en los mayores, según un estudio de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Neurology'.

Según explica Alexandra Fiocco, responsable del trabajo, "este es el primer estudio en identificar una relación protectora entre esta variante genética y la función cognitiva".

Los investigadores siguieron a 2.858 afroamericanos y caucasianos de entre 70 y 79 años durante ocho años. Se examinó el ADN de los participantes en relación a su gen COMT, que anteriores estudios han mostrado que afecta a las capacidades de pensamiento. Las variantes alélicas asociadas a este gen son las variantes Valt y Met.

Los participantes realizaron dos tipos de pensamiento, una que medía capacidades como el lenguaje, la concentración y la memoria y el otro el tiempo de respuesta, atención y el juicio de visiones y objetos.

El estudio descubrió que la variante Met del gen COMT estaba vinculada a un mayor declive en las habilidades de pensamiento con el paso de los años, mientras que la variante Val tenía un efecto protector, con un menor declive. En los caucasianos, aquellos con la variante Val puntuaban un 33 por ciento mejor con el tiempo que aquellos sin la variante. Entre los afroamericanos, las personas con el gen del alelo Val puntuaban un 45 por ciento mejor a lo largo del tiempo que aquellos sin la variante.

"Este descubrimiento es interesante porque en las personas más jóvenes, el genotipo Val ha mostrado tener un efecto perjudicial. Pero en nuestro estudio de personas mayores, lo contrario es cierto. Las conexiones del descubrimiento entre este gen, sus variantes y la función cognitiva podrían ayudar a los científicos a descubrir nuevos tratamientos para la prevención del declive cognitivo", añade Fiocco.

Sin embargo, la investigadora concluye que los resultados necesitan replicarse en otros estudios antes de asegurarse que la variante Met del gen COMT participa en el declive cognitivo en los años avanzados de la vida.