Publicado 26/04/2021 19:35CET

UNICEF España, galardonada con el Premio Estrategia NAOS por su labor en la lucha contra la obesidad infantil

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

UNICEF España ha sido galardonada en los XIV Premios Estrategia NAOS, otorgados por el Ministerio de Consumo y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, por su labor en la lucha contra la obesidad infantil.

El jurado ha destacado el importante trabajo de UNICEF España en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989, que reconoce el derecho de todos los niños y niñas al más alto nivel posible de salud y, específicamente, el derecho a una buena nutrición.

"Este premio supone un reconocimiento al trabajo de la organización en los últimos años para abordar el creciente problema de la obesidad infantil en nuestro país --afirma Gustavo Suárez Pertierra, presidente de UNICEF España --. Recibir un premio como este refuerza nuestro compromiso y nos anima a seguir trabajando para prevenir la obesidad infantil y lograr que cada niño, niña y adolescente pueda crecer en un entorno saludable, con una alimentación adecuada y unos hábitos que mejoren su salud física y mental".

En España, el 34,9% de niños de 8 a 16 años tienen obesidad o sobrepeso, porcentaje que asciende al 40,6% en el tramo de edad de 6 a 9 años. La situación es especialmente preocupante para los menores más vulnerables, ya que los hogares de rentas más bajas no pueden permitirse el consumo de carne o pescado al menos cada dos días, lo cual repercute en su alimentación: el 23,2% de los niños y niñas de familias con rentas inferiores a 18.000 euros brutos anuales sufre obesidad, frente al 11,9% de los de familias cuyas rentas superan los 30.000 euros.

La pandemia de la COVID-19 también ha tenido un impacto en el estado nutricional y la salud física de la infancia de nuestro país, recuerda UNICEF. El confinamiento aumentó el sedentarismo y el tiempo frente a pantallas, pero también dificultó el acceso a alimentos saludables, especialmente para las familias más vulnerables y los niños para los cuales los comedores escolares suponen su principal fuente de alimentación variada y saludable.

Por ello considera "más importante que nunca seguir trabajando con aliados como la Gasol Foundation y con todas las entidades públicas que están implicadas en la lucha contra la obesidad infantil para lograr: medidas políticas y legislativas que promuevan los hábitos saludables y desincentiven los malsanos; un plan de sensibilización sobre la obesidad infantil; e intervenciones preventivas de esta problemática".

En este sentido, destaca que uno de los grandes retos es la puesta en marcha de un Plan contra la Obesidad Infantil integral que priorice a las poblaciones en riesgo de exclusión social y que, impactando en todos los ámbitos de la vida de un niño y abordando el cambio de hábitos a nivel individual, familiar y comunitario, logre transformar los sistemas obesogénicos.