Actualizado 25/07/2013 19:04:47 +00:00 CET

La UIB gestionará el primer registro estatal de litiasis renal pediátrica

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de las Islas Baleares, a través del Laboratorio de Investigación en Litiasis Renal, se encargará de la gestión del primer registro de litiasis renal pediátrica para todo el territorio español. Según datos de estas instituciones, el 15,3 por ciento de la población escolar de las Islas Baleares tiene orina con un alto riesgo de desarrollar cálculos renales.

Esta iniciativa ha podido ser llevada a cabo gracias a un convenio firmado con la Asociación Española de Nefrología Pediátrica, según ha recogido la plataforma Sinc. De esta forma, los investigadores de la UIB se encargarán de la gestión y el tratamiento de los datos recogidos en el registro, de manera que tendrán acceso a todas las muestras de casos de cálculos renales en población infantil de toda España.

Así, el equipo del Laboratorio de Investigación en Litiasis Renal podrá llevar a cabo nuevos estudios con el objetivo de ampliar el conocimiento sobre la etiología de la litiasis renal en edad pediátrica y su correlación con las alteraciones metabólicas y urinarias, señala la UIB.

LA PREVALENCIA SE HA INCREMENTADO EN LAS ÚLTIMAS DÉCADAS

Por otro lado, los investigadores han realizado un estudio sobre el riesgo de generación de piedras en el riñón en la población infantil de las Islas Baleares, y han alertado de que la prevalencia de la litiasis renal se ha incrementado en las últimas décadas en todos los grupos de edad. También entre la población infantil. De hecho, la edad de inicio de la enfermedad se ha reducido progresivamente, de manera que cada vez se detectan cálculos renales en población más joven.

Por ello, el equipo de la UIB, junto con investigadores del Hospital Universitario Son Espases, ha evaluado el riesgo de cristalización urinaria en la población escolar de las Islas Baleares midiendo el volumen urinario, los niveles de pH y diferentes parámetros bioquímicos asociados a la litiasis renal.

Además, se ha hecho un seguimiento de la dieta, la ingesta de líquidos y la actividad física de los niños, como también se ha estudiado el historial familiar de litiasis renal. En el registro quedará constancia de los casos de cálculos renales en población infantil de toda España.

Del mismo modo, en el estudio se ha observado el bajo volumen de orina debido a una ingesta insuficiente de agua como el factor que más se asocia al incremento del riesgo de litiasis renal. Además, también ha relacionado el riesgo de generar piedras en el riñón con las dietas con un exceso de proteína animal y sodio, con un alto contenido de azúcar y con un consumo insuficiente de fruta, verdura y legumbres, que son alimentos ricos en sustancias que inhiben la litiasis renal, como por ejemplo los citratos y los fitatos.

Por último, los resultados han sugerido que "muchos" factores de riesgo litogénico están presentes en la orina de niños ahora sanos, y que si esta situación se mantiene, puede provocar que se acaben formando piedras. En este sentido, los investigadores han propuesto la puesta en marcha de estrategias de prevención que permitan reducir este riesgo y han recomendado una ingesta adecuada de fluidos y una dieta variada, rica en fruta, verdura y legumbres y baja en sal y en proteínas animales durante la infancia como medida simple y efectiva para reducir la incidencia de la litiasis renal entre los niños.