El tratamiento de la hipertensión, el colesterol y la diabetes reduce el riesgo de Alzheimer

Actualizado 14/04/2011 12:24:30 CET
EP

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento de hipertensión, colesterol elevado, diabetes y otros factores de riesgo vascular podría ayudar a reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer en personas que ya muestran signos de declive en las capacidades cognitivas o problemas de memoria, según un estudio de la Tercera Universidad Médica Militar de Chongqing en China que se publica en la revista 'Neurology'.

Los investigadores siguieron a 837personas con deterioro cognitivo leve, la fase de pérdida de memoria que a menudo conduce a la enfermedad de Alzheimer. Del grupo, 414 al menos tenían un factor de riesgo vascular. Los participantes pasaron por pruebas sanguíneas y un cuestionario de antecedentes médicos y también por otras pruebas que medían la presión sanguínea, el índice de masa corporal (IMC) y las capacidades de pensamiento.

Los participantes que tenían factores de riesgo vascular fueron incluidos en tres grupos: los que no recibían tratamiento para los factores de riesgo, los que estaban siendo tratados por alguno de sus factores de riesgo y aquellos que recibían tratamiento para todos los factores de riesgo. El tratamiento de estos factores incluía el uso de medicamentos para la hipertensión, insulina, fármacos para bajar el colesterol y un control de la dieta. El tabaquismo y el consumo de alcohol se consideraban tratados si la persona dejaba de fumar o beber al inicio del estudio.

Después de cinco años, 298 personas desarrollaron enfermedad de Alzheimer, el resto continuó con el deterioro cognitivo leve. Las personas con factores de riesgo como la hipertensión, diabetes, enfermedad cerebrovascular y colesterol alto eran dos veces más propensas a desarrollar Alzheimer que aquellos sin factores de riesgo vascular. Un 52 por ciento de aquellos con factores de riesgo desarrollaron enfermedad de Alzheimer en comparación con el 36 por ciento de quienes no tenían los factores de riesgo.

De aquellos con factores de riesgo vascular, las personas que recibían tratamiento completo eran un 39 por ciento menos propensas a desarrollar enfermedad de Alzheimer que los que no recibían tratamiento. Los participantes que tomaban algunos tratamientos eran un 26 por ciento menos propensas a desarrollar la enfermedad en comparación con quienes no recibían ninguna terapia para los factores de riesgo.

Según concluye Yan-Jiang Wang, director del estudio, "aunque este no fue un ensayo controlado, los pacientes que fueron tratados de su hipertensión, colesterol alto, enfermedad cardiaca y diabetes tenían una menor progresión de su deterioro de memoria o pensamiento y eran menos propensos a desarrollar demencia".