El tabaquismo podría duplicar el riesgo de padecer tuberculosis, según un estudio

Actualizado 27/02/2007 0:15:03 CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El tabaquismo podría aumentar hasta un 73 por ciento el riesgo de sufrir infección por tuberculosis y multiplicar por dos la probabilidad de desarrollar la enfermedad en su forma activa tras la infección, según un estudio de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Archives of Internal Medicine'.

Los investigadores explican que aunque una tercera parte de la población mundial está infectada con la bacteria que causa la tuberculosis (TB), el organismo suele ser neutralizado por el sistema inmune. La forma activa de la enfermedad se desarrolló en 8,8 millones de personas en 2003 y es responsable de más de un millón y medio de muertes en todo el mundo cada año.

Los investigadores realizaron un metaanálisis de 24 estudios publicados con anterioridad que examinaban la relación entre tabaquismo y tuberculosis. Seis de las publicaciones se referían al riesgo de infección por tuberculosis, 13 a la enfermedad activa y cinco a la mortalidad derivada de la enfermedad.

En estos estudios, los individuos que fumaban tenían un 73 por ciento más de riesgo de adquirir la infección y eran dos veces más propensos a desarrollar la forma activa de la enfermedad que aquellos que no fumaban. Esto sugiere, según los autores, que los fumadores son entre un 40 y un 60 por ciento más propensos que los no fumadores a desarrollar la tuberculosis después de adquirir la infección.

El exceso de riesgo de mortalidad asociada con el tabaquismo fue menor que el exceso de riesgo de la enfermedad, lo que sugiere que el tabaquismo no aumenta el riesgo de mortalidad entre quienes tienen la forma activa de la tuberculosis.

Aunque podrían existir varias razones explicativas de esta asociación negativa entre tabaco y tuberculosis, los investigadores señalan la necesidad de realizar nuevos estudios que determinen el mecanismo que interviene en ella.

Según los investigadores, las intervenciones para el control de la tuberculosis deberán incorporar un control del tabaco como una medida de prevención. En los países en vías de desarrollo, en los que la esperanza de vida es corta, subrayar el tabaco como un factor de riesgo para la tuberculosis podría ser más eficaz que la publicidad sobre sus riesgos cardiovasculares o cancerígenos, concluyen los autores.