Soria hace un llamamiento a la responsabilidad de los jóvenes y la sociedad al completo contra el consumo de drogas

Actualizado 27/12/2007 14:58:17 CET

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, hizo hoy, durante la presentación en el Congreso de los Diputados del Informe sobre la ponencia parlamentaria para el estudio de los efectos nocivos de las drogas en jóvenes, una llamada a la responsabilidad no sólo de los jóvenes y de sus padres y tutores, sino de las sociedad al completo porque, recordando un dicho africano, "para educar a un individuo es necesaria la tribu entera".

Así, afirmó que desde el ministerio se tendrán presente las recomendaciones de este informe, de manera que "pondrá su empeño en que instituciones y organismos, organizaciones de padres y madres, las organizaciones de profesores y profesionales conozcan este informe". Para el ministro es "fundamental" trabajar por la prevención del consumo de drogas en España, por ello recordó que "el Congreso, el Senado, el Gobierno de la Nacional, las comunidades autónomas, las corporaciones locales, ONG y, en general, toda la sociedad, tienen un plan conjunto de actuación que esta dando resultados".

No obstante, aunque según él "la actual línea de actuación es la adecuada", espera que "no se este dando la sensación de que el problema no existe", pese a que los datos señalen que se ha detenido la tendencia constante que existía desde 1992 en el consumo y se haya disminuido el consumo de todas las drogas. En la lucha contra su consumo, destacó el papel de la familia que "es un actor necesario en todo el proceso", y de los profesionales de la hostelería, que "son los primeros que quieren colaborar en que este problema vaya a menos y a ser posible desaparezca", advirtió.

El estudio, que analiza especialmente la incidencia del consumo de sustancias como el cannabis, la cocaína y las drogas de diseño, establece diversos ámbitos de actuación entre los que destacan más y mejor información y formación para las familias; mayor apoyo a la escuela y al profesorados para la prevención; integración de la atención en el Sistema Nacional de Salud; incentivar la implicación de la sociedad civil; trabajar en la responsabilidad de los medios de comunicación en la prevención; y una mayor intervención de las asociaciones de mujeres y el Instituto de la Mujer.

Por otra parte, emite una serie de recomendaciones entre las que se destacan realizar actividades de sensibilización y promoción de la salud que involucren más a los jóvenes; acercar a los jóvenes la información reforzando, por ejemplo, la presencia de las administraciones en Internet; aumentar la información en el entorno familiar, educativo, entre los medios de comunicación, de la salud y de servicios sociales y empresarios de ocio; reforzar la cooperación entre las Administraciones y extenderla al ámbito laboral en coordinación con el Plan Nacional sobre Drogas; y, finalmente, evaluar las intervenciones realizadas con el objetivo de la prevención.

PERCEPCIÓN DE RIESGO

Por otra parte, el informe pone de relieve que existe una amplia normalización respecto de la percepción de riesgo lo que para el ministro es "importante" ya que supone que "las medidas que es están tomando, que son conjuntas y que deben ser compartidas por toda la sociedad, van en el sentido correcto".

En este sentido, la ponencia destaca que a menor percepción de riesgo, mayor consumo de drogas, y por tanto mayor dependencia, mayores problemas de salud, mayor susceptibilidad y otras características personales consecuentes, como letargo, problemas de concentración, atención y memoria, depresión, arritmias, reacciones paranoides, crisis de ansiedad, pero también fracaso escolar y otros costes familiares y sociales.

Al mismo tiempo recuerda que "los adolescentes españoles no son ajenos a la sociedad en la que viven" y que "los consumos juveniles no pueden ser analizados sin considerar el contexto sociocultural en el que se producen". Ante esta situación, advierte de que "el consumo y abuso de drogas es un problema que alcanza a toda la sociedad, tanto la española como la europea, no sólo a los adolescentes".

Además, avisa que se ha banalizado el consumo de algunas sustancias, en especial del cannabis, "llegando a hacerse afirmaciones sobre sus efectos totalmente alejadas de la realidad", por este motivo afirma que "nunca se puede confundir a los adolescentes minimizando el riesgo de su uso, apoyándose en las aplicaciones terapéuticas de esta sustancia". Igualmente, aconseja "hacer todo lo posible" para retrasar la edad de inicio en el consumo de cualquier droga, incluidas las aceptadas socialmente como el alcohol y el tabaco.

El informe, que ha sido elaborado por todos los grupos parlamentarios el seno de la Comisión Mixta Congreso-Senado, con la iniciativa de la senadora Nuria Aleixandre de Convergencia i Unió en 2005, pretende ser, según señaló Soria, una "referencia" en la lucha contra las drogas.

Al mismo tiempo, destacó el trabajo desarrollado por los diputados que "con esta iniciativa muestran a los ciudadanos que todas las fuerzas políticas comparten la misma preocupación ante las drogas y que están dispuesta a compartir iniciativas para hacer frente a este fenómeno", añadió tras agradecer a todos.