La Sociedad de Salud Pública defiende que Madrid Central "previene enfermedades y muertes evitables"

Publicado 09/07/2019 10:39:12CET
Señal de prohibido aparcar en una de las vías que componen Madrid Central.
Señal de prohibido aparcar en una de las vías que componen Madrid Central.Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) ha defendido que Madrid Central "protege la salud de los ciudadanos, la actual y la futura, porque previene enfermedades y muertes evitables mientras promueve la actividad física".

En consecuencia, SESPAS ha pedido a través de un comunicado al Ayuntamiento de Madrid que "preserve" las medidas adoptadas por el anterior consistorio para reducir la contaminación atmosférica y que, además, "los amplíe para poder progresar". "Madrid no debe quedarse atrás de las ciudades más avanzadas de Europa, que están dando ejemplo a nivel global de apuesta por la salud de todas las poblaciones y por la salud del planeta", reclaman.

Igualmente, la sociedad científica recuerda que la Ley General de Salud Pública dispone que las administraciones públicas "deben implantar programas de sanidad ambiental para proteger la salud ante riesgos como la contaminación atmosférica". También piden "acciones rigurosas, evaluables y con continuidad para disminuir la contaminación atmosférica y mejorar la salud pública".

"La contaminación atmosférica condiciona mucho la salud colectiva. Aunque en nuestro país haya mejorado notablemente gracias al propio contexto económico y a las regulaciones exigentes de las fuentes de emisión de contaminantes, en algunas grandes ciudades persiste un problema de concentraciones elevadas. Se deben especialmente a las emisiones de los motores de los vehículos, sobre todo de los diéseles, y se traducen en niveles relativamente elevados de partículas en suspensión (PM), de óxidos de nitrógeno (NO2), y en algunos casos del ozono derivado. Hoy en día el tráfico genera el grueso de las emisiones que hay que reducir", insisten.

En este contexto, alertan de que una mayor contaminación del aire "comporta enfermedad y muertes evitables". "Es un enorme problema para la salud pública: tanto las partículas en suspensión (especialmente las más finas, que son respirables y llegan hasta los alveolos) como los óxidos de nitrógeno y el ozono influyen negativamente en la salud. Aumenta los ingresos hospitalarios y las muertes por problemas cardiacos y vasculares, bronquitis, asma y otras enfermedades respiratorias, además de aumentar el riesgo de recién nacidos prematuros y con bajo peso, y de alterar el desarrollo neurológico en la infancia", añaden.

En este contexto, reflexionan que la "única opción" para alcanzar a corto y medio plazo niveles de contaminación ambiental que no superen los límites fijados es "adoptar planes de movilidad muy exigentes que reduzcan la circulación de los vehículos en las ciudades, especialmente de aquellos que son más contaminantes".

MADRID CENTRAL

En el caso de Madrid, defienden que la definición de la zona de bajas emisiones vigente en la almendra central desde finales de 2018 para reducir los niveles de contaminación del aire "se hizo a partir de estudios previos sólidos, desarrollando un proceso ya iniciado por anteriores equipos de gobierno y previendo una evaluación basada en datos empíricos para modulares ajustes en la medida en que fuera necesario".

"Su suspensión pocos meses después de su inicio sin datos que permitan juzgar sus efectos de manera objetiva puede llevar a una dinámica de adopción de decisiones basada en impulsos mediáticos o en la ideología, que no debieran afectar a un ámbito que afecta a la salud pública y está regulado en normas legales vigentes", comentan. Por todo ello, consideran "muy razonable" que un juez haya acordado dejar sin efectos la suspensión de multas cautelarmente.

Contador