Publicado 03/11/2021 13:30CET

El Servicio de Salud del Reino Unido se propone recetar cigarrillos electrónicos con licencia médica para dejar de fumar

Archivo - Fotos de cigarrillo electrónicos
Archivo - Fotos de cigarrillo electrónicos - CEDIDA - Archivo

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los cigarrillos electrónicos podrían pasar a recetarse en el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) para todas aquellas personas que quieran dejar de fumar. La medida, según recoge una nota publicada en el portal del citado organismo, posicionaría a este país como el primero del mundo en emplear los dispositivos de nueva generación para hacer frente a la pandemia del tabaco.

"La prescripción de cigarrillos electrónicos por parte del NHS tiene el potencial de reducir las tasas de tabaquismo en todo el país, ayudando a las personas a dejar de fumar sin importar donde vivan ni su origen", ha señalado el secretario de Salud y Atención Social, Sajid Javid, quien ha puesto de relieve que Reino Unido es "líder mundial en atención médica" gracias a sus innovadoras iniciativas de salud pública.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido (MHRA, por sus siglas en inglés) está publicando una guía actualizada que allana el camino para que los productos de cigarrillos electrónicos con licencia médica se receten a los fumadores de tabaco que deseen dejar de fumar.

Tal y como sucede con el resto de medicamentos prescritos por el servicio de salud inglés, el organismo ha pedido a los fabricantes de cigarrillos electrónicos que remitan sus solicitudes a la MHRA con el fin de "acceder al proceso de aprobación regulatoria". En este caso, hay que tener en cuenta que "un cigarrillo electrónico con licencia medicinal tendría que pasar controles de seguridad aún más rigurosos".

Si un producto recibe la aprobación de la MHRA, los médicos podrían decidir caso por caso si sería apropiado recetar un cigarrillo electrónico a los pacientes del NHS para ayudarlos a dejar de fumar. No obstante, en el comunicado recuerdan que desde el organismo se sigue recomendando "encarecidamente" a los niños y a los no fumadores que no utilicen cigarrillos electrónicos.

Según datos publicados por el Gobierno británico, los cigarrillos electrónicos fueron la ayuda más popular utilizada por los fumadores que intentan dejar de fumar en Inglaterra en 2020. "Se ha demostrado que los cigarrillos electrónicos son muy eficaces para ayudar a quienes intentan dejar de fumar, con un 27,2% de los fumadores que los utilizan en comparación con un 18,2% que utilizan el reemplazo de nicotina, como parches y chicle", señala.