Publicado 05/03/2021 12:15CET

SEOM recuerda que se estima que unas 117.300 mujeres serán diagnosticas de cáncer en España en 2021

Archivo - Mujer cáncer de mama
Archivo - Mujer cáncer de mama - CLÍNICA MARGEN - Archivo

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra el 8 de marzo, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) recuerda la importancia de la prevención primaria y secundaria en los diferentes tumores que afectan a la mujer ante el aumento del número de nuevos casos, se estima que 117.372 mujeres serán diagnosticas en España en 2021.

Este dato, que está recogido en el informe 'Las cifras del cáncer en España 2020', editado por SEOM con datos de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN), GLOBOCAN 2020 y el Instituto Nacional de Estadística (INE), podrían diferir de la realidad debido al efecto de la pandemia de la Covid-19, que ha supuesto la suspensión temporal de los programas de cribado y la dificultad en ciertos casos en el acceso al sistema sanitario.

Desde la SEOM recuerdan que hasta una de cada tres de las muertes por cáncer podrían ser evitables si se controlaran los siguientes factores de riesgo: tabaco (responsable del 33% de las muertes por cáncer), infecciones (sobre todo en países en vías de desarrollo), el alcohol, el sedentarismo y las dietas inadecuadas (consumo insuficiente de fruta y verdura).

Entre estos factores, cabe destacar el tabaquismo, principal factor asociado con el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón y asociado asimismo con el desarrollo del cáncer de vejiga, tumores de cabeza y cuello, cáncer de esófago o cáncer de páncreas, entre otros. Aunque el consumo de tabaco entre los varones está disminuyendo, el tabaquismo en las mujeres ha ido en aumento desde la década de 1970, siendo responsable del incremento progresivo de la incidencia de cáncer de pulmón en las mujeres.

La obesidad y el sedentarismo son factores de riesgo evitables muy presentes y frente a los que hay que seguir realizando campañas educativas que permitan reducir su impacto. Una dieta mediterránea adecuada y el ejercicio físico han demostrado reducir la incidencia de ciertos tipos de tumores, disminuir el riesgo de recidiva y mejorar su pronóstico, así como tolerar mejor los tratamiento.

Además, este año, SEOM ha querido hacer especial hincapié en el papel que desempeña el alcohol como factor de riesgo para el desarrollo de cáncer, estimando que hasta 180.000 casos de cáncer y unas 92.000 muertes por cáncer en Europa son atribuibles al alcohol. No existe un consumo seguro de alcohol, ya que incrementa el riesgo de cáncer incluso con consumos bajos.

Para leer más