Publicado 27/10/2021 17:01CET

Sanidad defiende que los Presupuestos para 2022 son "realistas" y el uso de los fondos europeos: "No podemos esperar"

Archivo - Casa Sindical de Madrid, sede de los ministerios de Sanidad, Consumo y Derechos Sociales y Agenda 2030 en el Paseo del Prado, a 24 de julio de 2021, en Madrid (España). Madrid aguarda conocer este domingo si el complejo que incluye el Paseo del
Archivo - Casa Sindical de Madrid, sede de los ministerios de Sanidad, Consumo y Derechos Sociales y Agenda 2030 en el Paseo del Prado, a 24 de julio de 2021, en Madrid (España). Madrid aguarda conocer este domingo si el complejo que incluye el Paseo del - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Salud Digital, Información e Innovación del Sistema Nacional de Salud (SNS) en el Ministerio de Sanidad, Juan Fernando Muñoz, ha defendido que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año 2022 "son realistas".

Así lo ha argumentado durante su comparecencia ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados para pormenorizar el proyecto de Ley de PGE de 2022 en materia sanitaria, donde los fondos europeos tendrán una especial relevancia.

Ante las críticas de la 'popular' y ex ministra de Ana Pastor sobre la dependencia del aumento del presupuesto de los fondos europeos, Muñoz ha reivindicado la importancia de aprovechar estos ingresos extraordinarios. "Son presupuestos realistas porque los fondos europeos están ahí, no podemos esperar. Tenemos que intentar utilizar todos los mecanismos a nuestro alcance y hacerlo en la medida precisa", ha reivindicado.

El secretario de Salud Digital ha insistido en la importancia de reforzar el SNS para aprender de la "baja preparación" que tenía antes de la pandemia. "No queremos volver a tener que construir el avión en vuelo, no es algo a lo que me gustaría tener que volver a enfrentarme. Si algo puedo dejar en mi trabajo aquí espero que sea eso", ha apuntado.

Así, ha narrado cómo se tuvo que montar una estructura digital en escasas semanas con la llegada de la pandemia. "Se tuvo que hacer en marzo de 2020 un cuadro de mando de capacidad asistencial en apenas 15 días, tuvimos que crear un nuevo sistema de información en tiempo real en tres semanas, empezamos a crear el registro de vacunación en julio cuando ni siquiera existían las vacunas, tuvimos que montar el certificado digital con unas medidas de seguridad parecidas a las de un DNI en mayo para ponerlo en funcionamiento en junio... Todo eso no lo quisiera volver a repetir", ha detallado.

Muñoz ha esgrimido que la cohesión y la accesibilidad del SNS seguirán siendo "una de las máximas" del Gobierno en materia sanitaria, con más de 180 millones de euros para el desarrollo de la Estrategia Nacional de Salud Digital.

MÁS DE 15 MILLONES DE LOS PGE PARA EL PLAN NACIONAL SOBRE DROGAS

Por otra parte, el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (DGPND), Joan Ramón Villalbí, ha abordado cómo será la respuesta a las adicciones en los PGE 2022, tras el "tiempo de reflexión" que ha supuesto la pandemia.

Su primera vía de financiación son los PGE, donde contarán con un presupuesto de 15 millones de euros en 2022, incluyendo 3,3 millones de euros a transferencias a instituciones sin fines de lucro para programas supracomunitarios sobre adicciones desarrollados por ONG de ámbito estatal; y algo más de 1 millón para proyectos de investigación a desarrollar por entidades públicas y privadas.

Por otra parte, también se incorporará, como de costumbre, la recaudación en el Fondo de Bienes Decomisados. "No puedo ofrecer una cifra exacta porque no la sabremos hasta que no se cierre 2021, pero ha oscilado alrededor de 30 millones. Pensamos que será una cifra similar a la de los últimos años", ha avanzado. Además, este año se cuenta con una tercera vía: los fondos europeos, de los que el Plan recibirá en 2022 unos cuatro millones de euros.

Según ha detallado Villalbí, las partidas "más significativas" irán, por ejemplo, a mejoras en los recursos habitacionales de las personas con adicciones. "Esto se puso muy en evidencia durante la primera etapa de la pandemia. Aspiramos a contribuir a consolidar estos nuevos recursos o ampliarlos", ha afirmado.

Igualmente, se pretende mejorar los sistemas de información, ya que "muchos de los servicios que atienden a personas con adicciones están en la periferia del sistema de salud". "Muchas veces están gestionados por entidades del tercer sector, por servicios municipales... al estar en la periferia, muchos de ellos carecen de historia clínica interoperable, por ejemplo. Aquí nos parecía necesario poder aportar algunos recursos para mejorarlos y estimularles a ir hacia la interoperabilidad", ha narrado.

Por último, entre los aspectos que ha destacado Villalbí, se encuentra "mejorar los programas de prevención para que se digitalicen en la medida de lo posible". "Es cierto que muchas cosas no se pueden hacer a través de Internet pero otras muchas sí", ha remachado.

OTRAS PARTIDAS DEL PGE

El Ministerio de Sanidad va a destinar 16 millones de euros en 2022, gracias a los fondos europeos, a evitar la aparición de enfermedades y, en consecuencia, su tratamiento. En concreto, se han articulado acciones para la lucha contra el tabaquismo, la prevención del consumo de alcohol, la prevención y promoción de la Salud Mental, la prevención del cáncer colorrectal y de cuello de útero mediante cribados poblacionales, o la creación o rehabilitación de entornos saludables, en coordinación con la FEMP.

El presupuesto de la Dirección General de Ordenación Profesional para 2022 asciende a 6,54 millones de euros. Los fondos europeos permitirán disponer de 3,86 millones de euros para potenciar la formación continuada de los profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud, como la seguridad del paciente, la detección precoz del cáncer, la detección precoz de violencia de género y la detección precoz del maltrato infantil.

Del mismo modo, se realizará una formación del personal del Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas sobre los modelos internacionales de recertificación de competencias y, posteriormente, se diseñará un modelo español sobre el que se formará a los Colegios Profesionales y a las Sociedades Científicas.

En cuanto a los presupuestos destinados a los organismos asociados al Ministerio de Sanidad para el año 2022, en el caso de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), en los presupuestos de 2022 se consolida el incremento para gastos de personal del ejercicio 2021, ascendiendo a un total de 28 millones de euros. Permitirá incorporar nuevos efectivos, a través de oferta de empleo público, y mejorar la dotación de las plazas actuales para retener talento.

Por otro lado, la financiación de actuaciones orientadas a optimizar el consumo de antibióticos contará con 2,24 millones en 2022, lo que permitirá consolidar algunos avances del Plan Nacional frente a la Resistencia a Antibióticos (PRAN) y, en concreto, posibilita la implantación, en un número creciente de hospitales del SNS, de una herramienta informática que facilita el manejo de los tratamientos con antibióticos en el marco de los Programas de Optimización de Uso de los Antibióticos (PROA).

Otro de los organismos autónomos dependientes de este Ministerio, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), contará en 2022 con 7,08 millones de euros. Dentro de este presupuesto destaca el crédito de 2,12 millones de euros para subvenciones destinadas a instituciones y entidades sin ánimo de lucro, con el fin de fomentar la donación y el trasplante de órganos y tejidos de origen humano.

Asimismo, se dispone de 610.000 euros de fondos europeos para el desarrollo de una aplicación para la gestión del Registro de Enfermos Renales y el desarrollo de una nueva plataforma para la gestión del Programa de Trasplante Renal de Vivo Cruzado, que conlleva la implantación de nuevas funcionalidades necesarias para la ampliación del programa a nivel internacional.

Por otra parte, se incrementa el presupuesto del Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA), que en 2022 asciende a 331,6 millones de euros, lo que supone un incremento, con respecto a 2021 de 8,6 millones de euros, un 2,65 por ciento más. Un total de 26,8 millones de euros irán para la obra del nuevo Hospital Universitario de Melilla y 16,4 millones del fondo europeo para el plan básico de montaje de este centro hospitalario. Igualmente, el INGESA tiene presupuestados 2,1 millones para la construcción del nuevo Centro Nacional de Dosimetría.