Publicado 07/10/2021 15:32CET

Salud Mental España pide reducir las desigualdades para mejorar la salud mental: "Es un atributo universal y necesario"

De izq. A dcha: Ángel Martín, cómico, Espido Freire, escritora; Nel González Zapico, presidente de SALUD MENTAL ESPAÑA; Jesús Martín Blanco, director general de Derechos de las Personas con Discapacidad; María Luisa Carcedo, ex ministra y Alberto Durán
De izq. A dcha: Ángel Martín, cómico, Espido Freire, escritora; Nel González Zapico, presidente de SALUD MENTAL ESPAÑA; Jesús Martín Blanco, director general de Derechos de las Personas con Discapacidad; María Luisa Carcedo, ex ministra y Alberto Durán - SALUD MENTAL ESPAÑA

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Salud Mental España ha organizado este jueves un acto en Madrid en el que han pedido reducir las desigualdades sociales para mejorar la salud mental, al mismo tiempo que ha reclamado que se establezca como un derecho porque "es un atributo universal y necesario" .

El acto, financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y por la Fundación ONCE, se ha celebrado en el marco del Día Mundial de la Salud Mental, el próximo 10 de octubre, y ha reunido a personalidades como la ex ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, quien ha leído una proclama, o también a la escritora Espido Freire y el cómico Ángel Martín, quienes han compartido sus experiencias con los problemas de salud mental.

Así pues, la Confederación ha centrado su reivindicación bajo el lema 'La salud mental, un derecho necesario. Mañana puedes ser tú' y para reforzar esta idea, el presidente de Salud Mental España, Nel González, ha instado a las Administraciones públicas a mejorar en el corto plazo el acceso a la atención a la salud mental, y especialmente a hacer de una manera "igualitaria" y de cara al futuro cambiar el funcionamiento del sistema actual para "garantizar los Derechos Humanos y que no se ponga en peligro la salud".

"Las desigualdades van en aumento y lo hacen a un ritmo acelerado. ¿Quién diría que la situación económica, social, educativa, geográfica, racial o de discapacidad de una persona, tiene nada que ver con su salud mental? Pues tiene relación, y mucha", ha lamentado.

En esta línea, Nel González ha recalcado que "las pastillas no son la solución" y ha criticado que los servicios sean "deficientes" debido a la falta de recursos, por lo que ha sostenido que es necesario destinar más recursos a la salud mental.

Respecto a la pandemia, el presidente ha reconocido que la COVID-19 ha dejado "consecuencias importantes" pero especialmente "las secuelas invisibles que, a pesar de que no se ven afectan al bienestar", y ha enumerado algunas causas que, a su juicio, han propiciado este tema: "el impacto en la economía, la falta de contacto, la soledad, la dificultad para la conciliación. Todo esto y más hace mella en la población".

Durante el acto, que se ha celebrado en el auditorio de la Casa Encendida en Madrid, se ha leído un manifiesto, elaborado por el Comité Pro Salud Mental en Primera Persona y la Red Estatal de Mujeres Salud Mental España.

"Queremos llamar a los poderes públicos al diálogo para no cronificar los problemas de salud mental. El derecho a la salud mental no puede depender del lugar de residencia. Además, sería bueno introducir la educación emocional en las escuelas", ha reclamado Javier Moreno, encargado de la lectura del manifiesto.

Asimismo, Javier Moreno ha reivindicado el empoderamiento del colectivo, en concreto a través del empleo, ya que ha recordado que "el 84% de las personas del colectivo no tienen un proyecto de vida basado en el trabajo" y ha advertido que "trabajar por la salud mental es trabajar por el bienestar de la sociedad y del futuro".

Posteriormente, el vicepresidente de la Fundación ONCE, Alberto Durán, ha advertido que los problemas en la salud mental serán la discapacidad del futuro, ante lo que ha pedido "poner remedio urgente" porque la sociedad no será sostenible en ningún aspecto. "Sin salud mental no hay sostenibilidad en la sociedad", ha añadido.

LAS HISTORIAS PERSONALES DE ÁNGEL MARTÍN Y ESPIDO FREIRE

Uno de los momentos más esperados del acto ha estado protagonizado por el cómico, guionista y comunicador Ángel Martín y por la escritora Espido Freire, quienes sin tapujos han compartido sus experiencias con los problemas mentales.

Ángel Martín recientemente compartió en sus redes sociales que hace cuatro años estuvo en un hospital durante dos semanas porque se "rompió" y ha lamentado el "tabú tan grande" que envuelve a la salud mental.

"Creo que lo primero e imprescindible es que no hay que tener miedo a decir que estas mal. A mi se me fue la cabeza, pensaba que era hijo de dioses y me quedé ingresado 14 días. Yo aún estoy en el proceso de entender qué ha pasado", ha explicado Ángel Martín, quien ha recalcado que no se debe comparar personas y casos, y ha pedido "no generalizar ni hacer estadísticas porque va a la contra".

En este sentido, el cómico ha revelado que la comunicación en estos casos es "lo primero" y ha desmitificado que la culpa la tenga la persona con problemas de salud mental.

Por su parte, Freire ha considerado que las circunstancias que rodean a una persona son "determinantes" para recuperarse de un problema de salud mental. "No se trata tanto de la voluntad de la persona, sino que esa voluntad se ve mermada por las circunstancias que la rodean y el estigma que sufre. Si lo vive en secreto le será más complicado salir", ha confesado.

En su discurso, la escritora ha pedido más atención para las cuidadoras porque "es muy importante que ellas también tengan acceso a terapia", igual que ha reclamado mayores recursos y una mejor comunicación, que sea "precisa" y "desmitificadora", con el objetivo de que los pacientes "estén informados y sepan cómo poner soluciones".

LA HERMANA POBRE DE LA SALUD

Antes de finalizar el evento, ha intervenido el director general de Derechos de las Personas con Discapacidad del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Jesús Martín Blanco, quien admitió que "la toma de conciencia ayuda a educar en la equidad".

"En el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 queremos que vuestro bienestar, vuestra inclusión sea un derecho, ya que en caso de incumplimiento se puede acudir a la justicia", ha recalcado.

Para finalizar, María Luisa Carcedo se encargó de la lectura de la Proclama, en la que ha instado a "agentes políticos, sociales, empresariales y educativos" a trabajar en estrategias que "disminuyan las desigualdades" y para que la salud mental "deje de ser la hermana pobre de la salud".

Contador