Representantes de la sanidad privada reconocen la necesidad de implicar más a sus trabajadores en la gestión

De izqda a drcha Carlos Rus, secretario general ASPE_ Cristina Contel, president
ASPE
Actualizado 24/10/2018 17:35:04 CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Representantes de la sanidad privada han reconocido, en la I Jornada de Recursos Humanos RRHH 'El talento y la transformación cultural en nuestra salud y sanidad', organizada por la Alianza de la Sanidad Privada en España (ASPE), Fundación Global Salud y el Foro Recursos Humanos, con el patrocinio del Grupo Cofares, han reconocido la necesidad de implicar más a sus trabajadores en la gestión.

"En cierta medida hemos sido un sector que ha dejado todo en manos de la vocación de servicio de los profesionales sanitarios y de unos protocolos de trabajo impuestos desde los responsables de servicio. Sin una escucha efectiva a los profesionales y sin una adaptación consensuada de los procesos, esta forma de proceder ha resultado ser insuficiente y poco eficiente. Las mejoras técnicas deben redundar en un trato más humano a los pacientes y en una mejora de las condiciones laborales de los trabajadores sanitarios", ha dicho el director de la comisión de RRHH de ASPE, Jorge Gabiola.

A su juicio, la revolución del modelo de gestión de recursos humanos debe estar apoyada en tres pilares fundamentales: mejores políticas de comunicación con los empleados que nos permitan eliminar incertidumbres y contar con la información real del funcionamiento diario de nuestras organizaciones.

Un hecho que, tal y como ha asegurado, va a ser de vital importancia a la hora de reorganizar los procesos asistenciales y es una manera muy efectiva de lograr buen ambiente de trabajo, así como un compromiso real con la empresa. Además, ha subrayado la necesidad de rediseñar los procesos, aunando la experiencia del empleado y las mejoras que traen las nuevas tecnologías, así como considerar a los empleados el mayor activo de la marca".

Para ello, es necesario promover valores humanos relacionados con el liderazgo, la inteligencia emocional, el talento y el trabajo en equipo, según ha expuesto en su ponencia sobre habilidades de los directivos en el nuevo entorno Digital de la Salud, Luis Truchado, headhunter internacional, consultor en Life Sciences y Socio-Director de EuroGalenus.

"Los directivos de este sector deben tener las llamadas tres G's de nuestro milenio: global, generacional y género. La G de global se refiere a la capacidad de comprender y adaptar las estrategias y tácticas a todos los continentes, etnias y culturas. Desde la preclínica se percibe que los productos deben adaptarse a otros especialistas y latitudes muy lejanas del usuario español habitual. Nos referimos a grandes mercados como Japón, Europa o EEUU, pero también a los emergentes que ofrecen un potencial de crecimiento que los mercados maduros ya no tienen", ha dicho Truchado.

Por su parte, la 'G' de generacional está relacionada con el hecho de que la edad ya no sea un predictor de desempeño. En este sentido, el experto ha recordado que pocos dudan de que los directivos senior de espíritu joven pueden aportar mucho a los que empiezan sin toda esa experiencia.

"Finalmente, la tercera G se refiere al género. Aunque se ha avanzado mucho, todavía es difícil ver mujeres en puestos directivos en sanidad; es quizás el campo en el que más tenemos que trabajar", ha apostillado el especialista.

Para abordar estos retos es esencial, según han referido los especialistas que se han dado cita en esta jornada, llevar a cabo una planificación de los pasos que se han de seguir teniendo en cuenta la experiencia de los pacientes, la de los empleados y la seguridad, tanto del paciente como la del tratamiento de la información.

¿ESTAMOS PREPARADOS PARA LA REVOLUCIÓN?

Todas las transformaciones encuentran obstáculos en su camino y la de la gestión de los recursos humanos en el ámbito de la salud no iba a ser menos. No obstante, los expertos se han mostrado optimistas con respecto al futuro.

"Nos estamos adaptando a toda velocidad y ya se asume que los equipos directivos han de ser complementarios y diversos, formados por perfiles de edades, etnias, experiencias y habilidades diferentes. Si son demasiado homogéneos pierden perspectiva y eso empobrece la organización. Los líderes han de sacar lo mejor de cada miembro del equipo y colocar a cada uno en el lugar más adecuado para que todo funcione mejor", ha apostillado Truchado.

Dicho esto, se ha mostrado totalmente partidario de promover cualidades relacionadas con la inteligencia emocional, la comunicación o la empatía para alinear y dirigir estos equipos diversos ya que se trata de la parte más difícil de la gestión, "sin duda".

De esta forma, aunque las nuevas tecnologías, el Big Data, la digitalización están marcando el presente y marcarán el futuro de toda la sanidad, los expertos recuerdan que todavía queda mucho espacio para la humanización y que eso es necesario para mejorar el conjunto de los sistemas sanitarios.

"Hay partes del proceso que nunca hará una máquina. Creo firmemente en que esta revolución en la gestión de los recursos humanos en sanidad va a traer mejoras en la calidad asistencial, en la comodidad del paciente, en las condiciones laborales de los profesionales y en la gestión eficiente de los costes de exploración", ha vaticinado Gabiola.

El éxito, apostilla, radica en tener en cuenta la opinión de los profesionales de nuestros centros y en contar con ellos en el diseño y puesta en marcha de los nuevos procesos asistenciales mejores para ellos y, sobre todo, para los pacientes.

Finalmente, el subdirector general de Recursos Humanos, Alta Inspección y Cohesión del Sistema Nacional de Salud, José Luis Dopico, ha clausurado la jornada recordando que la gestión del talento es fundamental en cualquier organización, especialmente en las sanitarias que deben hacer frente a nuevos retos constantemente.

Contador