Publicado 16/12/2021 10:23CET

Radiografía de la esclerosis múltiple en España

Archivo - Esclerosis múltiple
Archivo - Esclerosis múltiple - FARMAINDUSTRIA - Archivo

   MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Más del 50 por ciento de los pacientes tienen una afectación importante que les limita su calidad de vida y más del 25 por ciento de los pacientes ingresan en el hospital anualmente por recaídas de la enfermedad o por complicaciones relacionadas con la evolución de la enfermedad, según indica la Sociedad Española de Neurología (SEN).

   Este sábado 18 de diciembre se conmemora el Día Nacional de la Esclerosis Múltiple, una enfermedad desmielinizante, inflamatoria y degenerativa del sistema nervioso central, que afecta en España a más de 50.000 personas. Al respecto, la SEN señala que cada año se detectan en España unos 2.000 nuevos casos de esta enfermedad neurológica, que generalmente comienza a manifestarse en personas de entre 20 y 40 años, lo que la convierte en la enfermedad neurológica más frecuente en adultos jóvenes y en el trastorno neurológico discapacitante no traumático más común en este rango de edad.

   Dicha enfermedad afecta más a mujeres, en un proporción de tres de cada cuatro casos. Aún se desconocen muchos de los factores que pueden influir en la aparición de esta enfermedad. En todo caso creemos que la mejora de técnicas para su diagnóstico, unido a los cambios de estilo de vida que se han producido en la población justifican, al menos en parte, este aumento del número de casos", ha explicado el coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Desmielinizantes de la SEN, Miguel Ángel Llaneza.

   Sin embargo, el profesional ha añadido que alrededor del cinco por ciento de los casos comienzan antes de los 18 años (esclerosis múltiple pediátrica) o después de los 50 (esclerosis múltiple de comienzo tardío). Y la forma más común de presentación de esta enfermedad, en casi el 85 por ciento de los casos, es la que se manifiesta en sus fases iniciales en forma de "brotes, la forma recurrente-remitente".

   En la actualidad, destaca Llaneza, existen unos 15 medicamentos específicos para esta enfermedad y los estudios han demostrado que su utilización mejora sustancialmente la progresión de la enfermedad. Por ello, afirma que cuanto antes se inicie el tratamiento "mejor será el pronóstico de los pacientes". "Gracias a los nuevos tratamientos que han surgido en los últimos años, actualmente el abordaje temprano puede hacer que casi el 90 por ciento de los pacientes no desarrollen nuevos brotes, al menos durante dos años", ha reafirmado.

   Los principales síntomas de la enfermedad son la espasticidad y la fatiga. En el caso de la primera, suele estar presente en el 80 por ciento de los pacientes y afecta al movimiento, al control de los esfínteres y a la articulación de las palabras y suele ocasionar espasmos musculares frecuentemente dolorosos.

   Por otra parte, el 95 por ciento de los pacientes puede desarrollar fatiga a lo largo de la evolución de la enfermedad; es un tipo de fatiga que no desaparece con el descanso y que aumenta con el calor y el estrés. Además, hasta un 71 por ciento de los pacientes desarrolla problemas cognitivos, lo que ocasiona importantes repercusiones en las relaciones familiares, sociales y, sobre todo, en el ámbito laboral. Casi el 80 por ciento de los pacientes con esclerosis múltiple presentan otras comorbilidades como ansiedad o depresión.