El PSOE propone que los alumnos de Secundaria reciban conocimientos básicos sobre reanimación cardiopulmonar

Actualizado 11/03/2013 14:23:24 CET
COLEGIO SAN FRANCISCO DE PAULA

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha presentado una iniciativa en el Congreso en la que propone que los alumnos de Secundaria reciban en la escuela clases teóricas y prácticas para poder reconocer y actuar ante una situación de parada cardiaca, alertar a un adulto y al sistema de emergencias sanitarias, en aquellos casos de reanimación cardiopulmonar.

Se trata de una proposición no de ley, a la que ha tenido acceso Europa Press, y que ha sido registrada por las parlamentarias socialistas Gracia Fernández Moya y María Consuelo Rumí Ibáñez, para su debate en la comisión de Educación de la Cámara Baja.

En esta iniciativa, el PSOE insta igualmente al Gobierno a capacitar a los alumnos mayores de 13 años a desarrollar las medidas necesarias para que en los centros escolares se impartan estas clases con la metodología que propone el European Resuscitation Council y puedan así realizar una reanimación cardiopulmonar básica.

Según explica el grupo parlamentario, la parada cardiaca (PCR) es la principal causa de muerte prematura en España y en los países occidentales y ocasiona la muerte de entre 15.000 y 25.000 pacientes al año en España, cerca de 400.000 muertes en la UE y una cifra similar en Estados Unidos.

"Estas cifras ponen de manifiesto un importante problema de salud pública, máxime si consideramos que afecta a una población relativamente joven, edad media entre 60 y 65 años y teóricamente sana", advierte la iniciativa socialista.

Es más, considera que existen "sólidas evidencias" de que el inicio inmediato de maniobras de reanimación y el acceso a una desfibrilación precoz aumentan drásticamente las posibilidades de supervivencia con buena recuperación neurológica del paciente.

"Los países que han extendido la enseñanza de reanimación básica entre sus ciudadanos son los que tienen mejores resultados en supervivencia", indica, al mismo tiempo que señala que por estos motivos el Parlamento Europeo aprobó en junio de 2012 una declaración que instaba a difundir la enseñanza de la reanimación cardiopulmonar básica entre la población.

Finalmente, sostiene que incluir la enseñanza de estas técnicas en los colegios tendría un impacto significativo en el número de ciudadanos formados, a la vez que podría ayudar a otras personas a aportar un grado de responsabilidad social que, en su opinión, podría ser un buen modelo para la formación de los y las jóvenes.