El primer ensayo humano de una vacuna de ADN contra el virus de la gripe aviar comenzó en diciembre

Actualizado 03/01/2007 21:00:04 CET

MARYLAND (ESTADOS UNIDOS), 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ensayo en humanos de una vacuna de ADN diseñada para prevenir el virus de la gripe aviar (H5N1) comenzó el pasado 21 de diciembre, cuando la vacuna fue administrada al primer voluntario de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos. Científicos del 'Vaccine International Center' (VRC) del 'National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID), uno de los Institutos del NIH, diseñaron la vacuna, que no contiene ningún material infeccioso del virus.

Al contrario que otras vacunas convencionales contra la gripe, que son desarrolladas a partir del cultivo del virus en huevos de gallina que después son administrados como un tipo atenuado del virus, las vacunas basadas en ADN contienen sólo porciones del material genético del virus de la gripe, según informa el Departamento de Salud de Estados Unidos. Una vez dentro del cuerpo, el ADN instruye a las células humanas para que fabriquen proteínas que actúan como una vacuna contra el virus.

El director del VRC, Gary Nabel, junto con su equipo de científicos, reconocieron el potencial para emplear esta nueva tecnología contra la gripe, una enfermedad para la que la efectividad de las vacunas ha sido larga, pero cuya capacidad de fabricación y suministro ha sido problemática. En una primera fase, Nabel y su equipo mostraron cómo la vacuna de ADN está cerca de ser efectiva contra los virus de la gripe en animales, incluyendo virus altamente patógenos como el H5N1 y el H1N1, que causó la mortal pandemia de 1918.

La vacuna de ADN usada en este estudio es similar a otras vacunas en fase de investigación evaluadas por el VRC, que contienen la esperanza de controlar otros virus, como el HIV, Ébola, SARS y el 'West Nile'.

"Una efectiva vacuna contra el virus de la gripe H5N1 supondría un seguro de vida potencialmente avanzado contra una amenaza global contra la salud --indicó el director del NIAIS, Anthony S. Fauci--. En términos generales, el desarrollo de esta tecnología tiene el potencial de mejorar nuestra capacidad productiva de vacunas para prevenir la gripe estacional y otras enfermedades".

Este ensayo supone además una evidencia de la habilidad del NIAID Vaccine Research Center para transformar rápidamente la investigación básica en potenciales productos, según comentó. En este sentido, aseguró que su esfuerzo por entender y encontrar soluciones a la pandemia de la gripe es parte del cometido del NIAID para responder a la aparición de nuevas amenazas de enfermedades infecciosas y mejorar la situación de la salud pública.

El virus de la gripe aviar, concretamente el H5N1, surgió en la pasada década, expandiendo la enfermedad y la muerte de las poblaciones de aves domésticas y salvajes. Hasta el 27 de diciembre del pasado año, la Organización Mundial de la Salud había registrado 261 casos humanos de contagio confirmados por laboratorios, con resultado de muerte para más de la mitad de los individuos infectados.

Aunque que los casos humanos son relativamente extraños y el resultado de la transmisión directa del virus por parte de aves infectadas, se han registrado unos pocos casos de transmisión entre humanos. La gravedad de la enfermedad y la potencial expansión del virus por contagio entre humanos ha generado mayores incentivos para acelerar el desarrollo de una vacuna humana contra la gripe aviar.