Publicado 11/10/2019 12:16:18CET

Piden más formación de la población en RCP básica y el uso de desfribiladores para salvar vidas

Aprendizaje de maniobra de resucitación cardiopulmonar
Aprendizaje de maniobra de resucitación cardiopulmonar - SEMICYUC

   MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) reclama una mayor formación de la población en maniobra de resucitación cardiopulonar (RCP) y el manejo de desfibriladores públicos, ya que esto aumentaría un 20 por ciento la supervivencia al infarto.

   Con el fin de reducir la cifra de 30.000 personas que fallecen al año por paro cardíaco y las secuelas de los que sobreviven a él, el Plan Nacional de Resucitación Cardiopulmonar de la SEMICYUC y el grupo de Trabajo de Cuidados Cardiológicos y RCP de la sociedad científica se han unido a la iniciativa del European Resucitation Council y del Consejo Español de RCP. De esta forma, han puesto en marcha diferentes acciones a lo largo de todo el territorio español bajo el lema 'Todos los ciudadanos del mundo pueden salvar una vida' en el marco del Día Europeo de concienciación de la Parada Cardíaca, que se celebra este miércoles.

   "Uno de los principales objetivos como sociedad científica al frente del Plan Nacional de RCP es continuar con esta labor divulgativa de informar de la importancia que tiene para la supervivencia el hecho de que toda la población esté formada en las técnicas de reanimación y uso de desfibriladores automatizados, así como favorecer las políticas de implantación de DEA de uso público" ha comentado la gerente del Plan Nacional de RCP de la SEMICYUC, Isabel Ceniceros.

   En este sentido, se organizarán talleres en los hospitales para que los familiares de pacientes hospitalizados o que acuden a consultas, y el personal propio del hospital, aprendan a realizar una RCP básica. Habrá también talleres dirigidos a diferentes asociaciones de pacientes, de vecinos, deportivas, etc. para seguir concienciando de la importancia de saber realizar estas maniobras y aprender a realizarlas allí donde se produzca la parada cardíaca.

   De igual forma, habrá actividades para los más pequeños. Los niños también pueden salvar vidas, ya que pueden enfrentarse a situaciones de paradas cardíacas de familiares y hay estudios que demuestran que a partir de los ocho años los niños son capaces de aprender a hacer una RCP básica.

   En cuanto al objetivo de conseguir la implantación de más desfibriladores externos automatizados (DEA) en lugares públicos, la SEMICYUC ha puesto en marcha la iniciativa 'Centros Cardioprotegidos SEMICYUC', con personal formado en Soporte Vital Básico (SVB).

   Según Ceniceros, "las posibilidades de supervivencia a una parada cardiaca secundaria a una arritmia ventricular están en torno a un 10% en España, según el registro nacional OHSCAR de parada cardiaca extrahospitalaria, y solo a una cuarta parte de los pacientes con ritmo desfibrilable se les había aplicado la desfibrilación antes de la llegada del equipo sanitario". Sin embargo, estas estadísticas cambian "cuando se aplican programas de implantación de DEA públicos con formación simultanea a la población, un 20% de supervivencia con buen pronóstico neurológico, como demuestran los registros de Dinamarca y Japón, junto con formación a la población", ha explicado.

Para leer más