Publicado 18/10/2021 16:58CET

Los pediatras mandan un mensaje "tranquilizador" sobre los contaminantes de la leche materna en comunidades mineras

Imagen del docuemental 'Historia de una mina'
Imagen del docuemental 'Historia de una mina' - GOBIERNO DE CANTABRIA

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Salud Medioambiental de la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha lanzado un "mensaje equilibrado y tranquilizador" acerca de la presencia de contaminantes medioambientales en la leche materna de madres que viven en comunidades mineras.

Así se han pronunciado los pediatras ante la alarma social generada a raíz de la publicación de los resultados de un estudio llevado a cabo por la Universidad de Murcia, que alerta de un "alto riesgo" para la salud de las madres y niños que viven en la Sierra Minera de Cartagena.

En primer lugar, aclaran que los datos y niveles de contaminantes medioambientales (CMA) en la leche materna (LM) aportados en el estudio no suponen un "alto riesgo" ni para las madres ni para sus hijos.

"A pesar de más de 50 años acumulando evidencias científicas, hay muy pocos casos descritos de enfermedad por la presencia de CMA en la lactancia materna, aunque la madre no tenga síntomas. A pesar de las exposiciones a CMA a través de la lactancia materna, los lactantes amamantados alcanzan mejor rendimiento neurológico y resultados en salud que los que toman sucedáneos artificiales. La LM neutraliza a los CMA, incluidos los neurotóxicos, y contrabalancea sus efectos", explican en un comunicado.

Así, defienden la necesidad de que siga administrando la leche materna. "Recomendar la introducción precoz de sucedáneos artificiales en sustitución de la LM contribuye a empeorar el desarrollo neurológico de los lactantes de las zonas mineras de España", advierte.

En este sentido, argumentan que la LM, además de los componentes nutricionales, proporciona otros componentes biológicos o bioactivos, que no solo neutralizan las exposiciones y los efectos adversos de los CMA, sino que "son fundamentales para cimentar, desarrollar y fortalecer el sistema inmune, el cual nos protegerá durante toda la vida de los efectos negativos (irritantes, tóxicos, mutagénicos y cancerígenos) en la salud humana de los contaminantes físicos, químicos, biológicos y sociales. La mayoría de los componentes bioactivos son imposibles de copiar por ser exclusivos de la especie humana".

"Recomendamos, sin ninguna duda, dar lactancia materna a todas las mujeres gestantes y lactantes en todas las zonas contaminadas de la Sierra Minera de Cartagena y en cualquier otra cuenca minera de España, pues sus hijos tendrán mejor calidad de vida y salud que los alimentados con sucedáneos lácteos artificiales", remachan.