Publicado 11/10/2021 10:56CET

Los ópticos-optometristas reclaman su incorporación a Atención Primaria

Gafas, visión.
Gafas, visión. - CNOO

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del Día Mundial de la Visión, que se celebra este jueves y en el que las organizaciones reclaman una mayor atención respecto a la salud visual, el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO) reivindica la incorporación de estos profesionales a la Atención Primaria (AP).

Tal y como recalcan, ello supondría un ahorro de 70 millones de euros al año para la sanidad pública, como indica un estudio avalado por la Sociedad Española de Optometría y presentado en el 26º Congreso de Optometría, Contactología y Óptica Oftálmica.

"Nuestra formación, conocimientos y experiencia ayudarán a que, tanto en la AP, como en los hospitales públicos y privados, donde realizamos funciones optométricas, se mejore la calidad del servicio. Esto garantizaría la satisfacción de los ciudadanos y mejoraría la calidad asistencial", afirma el decano del CNOO, Juan Carlos Martínez Moral.

Además de incrementar la eficiencia del sistema y reducir las listas de espera, los ópticos-optometristas "contribuirían a la prevención de la salud visual solucionando deficiencias refractivas y binoculares altamente prevalentes", añade Martínez Moral.

Asimismo, en esta efeméride, el CNOO hace un llamamiento a la población para utilizar los más de 10.000 establecimientos sanitarios de óptica existentes en España a su disposición, con el objetivo de mantener la visión en óptimas condiciones

"No hay que olvidar que la mitad de los casos de pérdida visual se pueden prevenir con una detección temprana y el tratamiento correcto", explica el decano del CNOO. A través de un examen visual, el profesional puede determinar si una persona padece algún defecto refractivo, como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo y, además, puede percibir una sospecha diagnóstica de posibles anomalías que afectan a la salud ocular, como cataratas, retinopatía diabética o deficiencias visuales, de las que no se es consciente, pero que pueden provocar una pérdida irreversible de la visión, refiriendo al paciente al especialista correspondiente.

UNA JORNADA PARA CONCIENCIAR SOBRE LA SALUD OCULAR

Tal y como recuerdan desde el CNOO, el Día Mundial de la Visión tiene por objetivo sensibilizar a la opinión pública sobre la ceguera y la discapacidad visual como grandes problemas de salud pública a nivel internacional y educar acerca de la prevención de la ceguera a través de los buenos hábitos visuales.

Este año, con una campaña que lleva por lema #LoveYourEyes ('Ama tus Ojos'), la meta es que más de un millón de personas se comprometan a hacerse un examen visual o a cuidar sus ojos. En base a lo que la IAPB define como 'las cuatro P para amar tus ojos' (prevenir, proteger, preservar y priorizar), el CNOO ha desarrollado una serie de consejos.

En primer lugar, visitar al profesional óptico-optometrista al menos una vez al año en caso de que no se perciban síntomas que indiquen alguna afección. Si se es consciente de algún problema ocular, lo recomendable sería acudir cada seis meses para evitar que este se agrave con el paso del tiempo y la edad.

Otra de las recomendaciones es realizar un primer examen visual optométrico y oftalmológico cuanto antes durante la infancia. Por otro lado, entre los 20 y los 40 años de edad se recomienda revisar la visión cada dos años, siempre que el problema no obligue a acortar ese plazo. Ya a partir de los 40 aumenta el riesgo de padecer disfunciones visuales, por lo que lo mejor es acudir al menos una vez al año.

En el caso de la población mayor de 55, donde se dan casos de presbicia y se es más propenso a sufrir problemas visuales como consecuencia de la retinopatía diabética, cataratas, glaucoma o degeneración macular asociada a la edad (DMAE), una visita a tiempo ayudaría a detectar signos y síntomas de sospecha de estas patologías, por lo que habrá que aumentar la frecuencia de la visita en el año.

Contador