Actualizado 05/11/2020 15:40 CET

La oposición lamenta que el proyecto de PGE 2021 no incluya bajar el IVA de mascarillas ni más inversión en rastreo

La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados para informar sobre temas relativos al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021
La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados para informar sobre temas relativos al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021 - CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Varios partidos de la oposición han lamentado que el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año 2021 no incluya la rebaja del IVA de las mascarillas, obligatorias para la población por la crisis sanitaria del COVID-19, ni tampoco un mayor esfuerzo diagnóstico en rastreos y cribados de la población.

Así se han pronunciado sus representantes políticos durante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados este jueves, en la que varios dirigentes del Ministerio de Sanidad, entre ellos la secretaria de Estado, Silvia Calzón, han comparecido para informar sobre el Proyecto de Ley de PGE para el año 2021.

La dirigente del Ministerio ha respondido a la oposición que "obviamente hay partidas" para las labores de rastreo frente al COVID-19. "No solo en el presupuesto central, sino también las CCAA a través de los 9.000 millones dedicados en los fondos COVID han empleado buena parte de los recursos a reforzar su capacidad diagnóstica", ha indicado.

También se ha pronunciado sobre la reclamación de bajar el IVA de las mascarillas: "Desde el Gobierno se comparte la necesidad de que las mascarillas sean un producto aún más accesible para la población. Ya ha habido manifestaciones desde otros ministerios en las que se ha abordado el tema y se ha expresado la voluntad del Gobierno de facilitar la mejora de la accesibilidad a este producto sanitario que en estos momentos es indispensable".

A nivel general, este anteproyecto establece un aumento del 75,3 por ciento del presupuesto destinado a política sanitaria. En concreto, se contará con 7.330 millones, lo que supone un aumento de más de 3.149 millones. Respecto a la partida destinada al Ministerio de Sanidad, se contempla un presupuesto total de 3.421 millones de euros, frente a los 327 del año anterior, es decir, diez veces más.

Este gran aumento del 75 por ciento en los presupuestos se debe a la incorporación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y la Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los territorios de Europa, conocidos coloquialmente como fondos europeos contra el COVID-19. Si no estuvieran incluidos en los presupuestos, la subida sería de apenas el 4,9 por ciento. Concretamente, 2.964 millones de euros de los fondos europeos se gestionarán desde Sanidad.

En su intervención, Calzón ha comentado que este aumento "muy importante" es necesario para "responder en un momento clave". "No es un proyecto de Ley para 12 meses, sino la primera etapa de un plan de inversiones para encontrar soluciones a corto, medio y largo plazo para reforzar el Sistema Nacional de Salud (SNS)", ha agregado.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Entre la oposición, Ciudadanos y VOX han lamentado que en los presupuestos no se incluya una referencia expresa a realizar "un mayor esfuerzo" en materia de cribados y rastreo frente al COVID-19. "Son dos cuestiones que consideramos fundamentales. Y tampoco se recoge que otros profesionales puedan realizar estos cribados, como los farmacéuticos, por ejemplo", ha lamentado el diputado 'naranja' Guillermo Díaz.

En este mismo sentido, el diputado de VOX Juan Luis Steegmann ha reivindicado que el anteproyecto de PGE para el 2021 "tendría que haber atendido al diagnóstico precoz, rastreo y prevención" frente a la crisis sanitaria. "En la política de protección y en la estrategia de diagnóstico es donde estos presupuestos fracasan más. Solo se menciona dos veces la palabra prueba diagnóstica y una vez mascarilla", ha señalado.

Así, ha reivindicado que, en estos momentos, la mascarilla "es la mejor vacuna" contra el virus, por lo que ha insistido en la necesidad de bajar su IVA, debido al "alto coste mensual" para los españoles. Guillermo Díaz también ha criticado que, pese a ser obligatorias, estén gravadas al 21 por ciento. "Alegan que bajar el IVA supondría una pérdida de 1.560 millones de euros, pero los van a tener que pagar los ciudadanos. Rogaría que repensasen esta posición", ha añadido al respecto.

Por otra parte, tanto PP como Ciudadanos y VOX se han mostrado preocupados por que los presupuestos de este año incluyan un gran aumento por los fondos europeos pero que en posteriores años decaiga al no contar con estos fondos. "Nuestra preocupación es que se incurra en un gasto corriente excesivo para cuando no haya fondos europeos. A ver si aprovechamos estos fondos para invertir y no para meternos en una hipoteca", ha instado Díaz.

Steegmann ha agregado que son unos presupuestos "irresponsables", que "se basan en unos ingresos que no son creíbles". Además, ha denunciado que están realizados "después de la primera ola", sin contar con que España está sumida en una nueva oleada de COVID-19. "Ese escenario optimista no se corresponde con la opinión de mi grupo. No han tenido en cuenta el hecho de que estamos en el seno de una epidemia", ha sostenido.

La diputada 'popular' Elvira Velasco ha dudado de que estos presupuestos sean creíbles: "Lamentablemente, la desconfianza en el actual equipo ministerial es notoria". Así, ha basado buena parte de su intervención en criticar que este proyecto de PGE no satisface las intenciones de los profesionales sanitarios.

"Los profesionales pedían un incremento aún mayor para abordar el refuerzo del Sistema Nacional de Salud. No parece que se vayan a abordar cuestiones tan importantes para los sanitarios como medidas concretas en recursos humanos para garantizar que las plantillas lleguen hasta la media de la Unión Europea, ni sobre retribuciones o nuevas especialidades", ha insistido.

El diputado de Ciudadanos ha valorado positivamente la asignación de cinco millones de euros para la creación del Centro Estatal de Salud Pública, ya que, a su juicio, en el pasado "se confundió la descentralización a las CCAA con el desmantelamiento del Ministerio de Sanidad". No obstante, ha "echado en falta" que se recoja una partida concreta para la Red de Vigilancia en Salud Pública, prevista en la Ley de Salud Pública de 2011.

LA INVERSIÓN EN SALUD DIGITAL

Por su parte, el secretario general de Salud Digital, Alfredo González, ha informado, tal y como hizo la semana pasada en rueda de prensa junto a Calzón y al ministro de Sanidad, de que la financiación para la salud digital, información e innovación aumentará hasta los 295,5 millones de euros en 2021 si se aprueban los presupuestos, más del 90 por ciento de ellos con financiación de los fondos europeos, en comparación con los 15 millones de euros del ejercicio anterior.

Para González, esta es "una cifra histórica". En concreto, 50,6 millones irán destinados a "ampliar proyectos", como desarrollar un sistema de salud "más digital", la interoperabilidad electrónica entre todas las CCAA, impulsar la analítica de datos y la inteligencia de negocio o desarrollar servicios públicos digitales para el Sistema Nacional de Salud.

Dentro de la iniciativa europea 'REACT-UE', de la que se reciben 234 millones a repartir entre las CCAA, el Ministerio de Sanidad tiene previsto desarrollar y lanzar un centro de salud virtual, que "vaya más allá de la simple telemedicina" y potencie la Atención Primaria.

Contador

Para leer más