ONUSIDA planea transformar su ambiente laboral con una agenda que no tolera el acoso sexual o la intimidación

Publicado 07/12/2018 15:09:34CET

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

ONUSIDA no tolerará el acoso sexual, la intimidación, el hostigamiento o el abuso de poder en ningún nivel y responsabilizará de sus acciones a quien las lleve a cabo, en virtud de un programa lanzado para transformar su ambiente laboral en un "modelo" que garantice la seguridad, la inclusión y respete "los más altos estándares de responsabilidad e integridad".

La nueva agenda "para el cambio", diseñada por un panel independiente de expertos que trabaja en la misma desde febrero de 2018, se basa en un enfoque del hostigamiento que se centra en la víctima y quiere asegurar que todo el personal esté capacitado, equipado y apoyado para denunciar la incivilidad, el machismo, la intolerancia "y otras conductas indeseables e inaceptables".

El programa se basa en cinco áreas de acción clave: enfoque centrado en el personal, estándares y cumplimento, liderazgo y gobierno, gestión y capacidad. Cada área describe un conjunto de acciones que llevará a cabo la secretaría de ONUSIDA.

En este sentido, el organismo reforzará los sistemas de gestión para satisfacer las demandas de "una organización descentralizada" y garantizará que la toma de decisiones se realice en niveles correctos, con transparencia total y controles internos para el cumplimiento de las políticas y los estándares.

De acuerdo con su enfoque centrado en el persona, la agenda también incluirá una capacitación activa para asegurar que todos los espectadores de estas conductas se sientan preparados y apoyados para detectar incivilidad, machismo e intolerancia.

También establecerá mecanismos para la derivación confidencial a la consejería centrada en las víctimas, ampliará los cuadros de los llamados Asesores de la Dignidad en el Trabajo y brindará capacitación a todo el personal para prevenir y abordar el acoso, la ética y la integridad, además de para conocer sus derechos en el trabajo y asegurar la diversidad y la inclusión.

Por otra parte, ONUSIDA implementará un mecanismo de retroalimentación de 360 grados para las evaluaciones de gestión del personal de nivel directivo para evaluar su competencia en la gestión de personas y recursos y para detectar señales de mala gestión o comportamientos "inaceptables".

ONUSIDA publicará informes sobre las medidas disciplinarias y de responsabilidad adoptadas y remitirá de manera proactiva los casos de sospecha de acoso sexual, acoso, intimidación y abuso de poder.

ENTORNO SEGURO

El organismo "ha sido un modelo para los esfuerzos armonizados de todo el sistema en las Naciones Unidas. Hoy, inspirados por el movimiento '#MeToo', nuestro objetivo es ser un lugar de trabajo modelo para el sistema de las Naciones Unidas y más allá", ha indicado el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé.

"El personal es nuestro principal activo y debe poder desempeñar sus funciones en un entorno seguro, habilitador y educativo. Esta transformación asegurará que podamos atraer el mayor talento y empoderar aún más a nuestro personal para cumplir con nuestro mandato crucial", ha agregado Sidibé.

"ONUSIDA está resuelto en su compromiso de liderar con su ejemplo la eliminación de todas las formas de acoso, intimidación y abuso de poder mediante la creación de un entorno respetuoso, transparente y responsable que permite a todo el personal contribuir con todo su potencial para cumplir con las personas a las que sirve", ha recalcado desde el organismo.

De forma paralela, han subrayado su apoyo a la sociedad civil, los derechos humanos, los trabajadores sexuales, los homosexuales, los que consumen drogas por vía intravenosa, los transgénero, los encarcelados y los migrantes para acceder a los tratamientos del VIH.