Publicado 25/05/2021 19:00CET

OncoRetos y SEAP recomiendan implantar controles de calidad en Anatomía Patológica

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo OncoRetos, impulsado por Luzán 5 Health Consulting, y la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP) han destacado la necesidad de implantar un modelo oficial para la evaluación de los procesos diagnósticos del cáncer, con el que establecer controles de calidad externos y obligatorios en todos los servicios de anatomía patológica de España.

Dichas evaluaciones servirían para garantizar la calidad de los diagnósticos y de su interpretación en todo el Sistema Nacional de Salud, favoreciendo a su vez tratamientos de precisión. Así se desprende del documento 'Mejorando la calidad del diagnóstico. Una mirada desde Anatomía Patológica', publicado por el grupo OncoRetos y la SEAP, con la colaboración Bristol Myers Squibb, Illumina y Roche Farma.

Además, en esta iniciativa se ha contado también con la participación de miembros de otras entidades como la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), así como con expertos en gestión sanitaria y representantes de las asociaciones de pacientes Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP).

"Implementar un sistema de evaluación es un reto que resulta viable, dado que ya existe una iniciativa liderada por la SEAP-IAP, con las métricas adecuadas y los procedimientos para evaluar el diagnóstico patológico del cáncer", ha dicho el vocal de la junta directiva de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) y codirector del grupo, Carlos Mur.

Y es que, según las organizaciones, no se trata por tanto de crear de cero un nuevo estándar, sino de validar este sistema y dotarlo de recursos. En este sentido, han reclamado que dichos controles de calidad sean promovidos por la Administración Pública, garantizando la "transparencia y la objetividad" de los procesos y, de este modo, asemejarnos en calidad a otros países europeos.

"Un modelo oficial de controles externos permitiría optimizar la toma de decisiones terapéuticas y mejorar la esperanza de vida de los pacientes con cáncer tratados en nuestro Sistema Nacional de Salud", ha dicho el jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona y codirector de OncoRetos, Josep Tabernero.

Así lo consideran tras detectar que la ausencia de un sistema de control de calidad oficial puede estar constituyendo un problema con repercusión directa en la salud de los pacientes. En este sentido, la jefe de sección del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid y codirectora del grupo de expertos, Pilar Garrido, ha avisado de que "no todos los pacientes" con cáncer de pulmón avanzado están accediendo a los tests de biomarcadores necesarios para poder seleccionar el tratamiento adecuado.

Además, denuncia, en otros casos la determinación se prolonga excesivamente en el tiempo y no siempre los oncólogos tienen información sobre el laboratorio que la ha realizado. "La dificultad del diagnóstico no radica en decir si es o no un cáncer, sino en poner nombre al tumor, porque existen muchos tipos y hay que clasificarlos para iniciar un tratamiento adecuado. Así, aunque los servicios de Anatomía Patológica realizan sistemáticamente controles de calidad internos, los controles externos son necesarios para garantizar la utilización de técnicas que ofrezcan mejores resultados", ha enfatizado el presidente de SEAP-IAP y coordinador del proyecto, Xavier Matías-Guiu.

Por su parte, el director de la Cátedra de Gestión y Políticas Sanitarias de UIC Barcelona y codirector de OncoRetos, Boi Ruiz, ha insistido en que la optimización del tratamiento aporta mejores resultados en los indicadores de esperanza y calidad de vida, como también adecua la utilización de los recursos evitando sobrecostes al Sistema.

"De hecho, según han reflejado en el informe, la inversión nacional requerida no solo es asequible para optimizar las determinaciones moleculares básicas, sino que representaría una liberación de recursos que pueden reinvertirse en el manejo clínico del cáncer, haciéndolo más eficiente", ha zanjado.

Para leer más