Publicado 03/08/2022 10:26

La OMS pide a los donantes 121 millones de euros para responder a la emergencia sanitaria en el Cuerno de África

Archivo - A un niño le miden el contorno del brazo en el Sur de África
Archivo - A un niño le miden el contorno del brazo en el Sur de África - WORLD VISION - Archivo

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una petición de financiación por valor de 123,7 millones de dólares (121,48 millones de euros) para responder a la emergencia sanitaria en el Cuerno de África.

"La salud y la vida de los habitantes del Cuerno de África están amenazadas, ya que la región se enfrenta a una crisis alimentaria sin precedentes", justifica la OMS a través de un comunicado.

Se calcula que más de 80 millones de personas de los 7 países que componen la región (Yibuti, Etiopía, Kenia, Somalia, Sudán del Sur, Sudán y Uganda) padecen inseguridad alimentaria, con más de 37,5 millones de personas clasificadas en la fase 3 de la Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria, una etapa de crisis en la que la gente tiene que vender sus posesiones para alimentarse a sí misma y a sus familias, y en la que la malnutrición está muy extendida.

La OMS lamenta que debido a "los conflictos, los cambios climáticos y la pandemia de COVID-19" esta región "se ha convertido en un punto caliente de hambre con consecuencias desastrosas para la salud y la vida de sus habitantes".

"El hambre es una amenaza directa para la salud y la supervivencia de millones de personas en el Cuerno de África, pero también debilita las defensas del organismo y abre la puerta a las enfermedades. La OMS espera que la comunidad internacional apoye nuestro trabajo sobre el terreno para responder a esta doble amenaza, proporcionando tratamiento a las personas desnutridas y defendiéndolas de las enfermedades infecciosas", ha señalado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Los fondos se destinarán a medidas como reforzar la capacidad de los países para detectar y responder a los brotes de enfermedades, adquirir y garantizar el suministro de medicamentos, identificar y subsanar las deficiencias en la prestación de asistencia sanitaria, y proporcionar tratamiento a niños enfermos y gravemente desnutridos.

Asimismo, la OMS ha advertido de que "la situación está empeorando con la previsión de la próxima temporada de lluvias". "Ya hay informes de muertes evitables entre los niños y las mujeres en el parto. El riesgo de traumatismos y lesiones es alto, ya que la violencia, incluida la de género, va en aumento. Hay brotes de sarampión en 6 de los 7 países, en un contexto de baja cobertura de vacunación. Los países están luchando simultáneamente contra brotes de cólera y meningitis, ya que las condiciones higiénicas se han deteriorado, el agua limpia escasea y la gente sale de casa a pie para buscar comida, agua y pastos para sus animales", añaden al respecto.

Se calcula que en la región hay ya 4,2 millones de refugiados y solicitantes de asilo, y se espera que esta cifra aumente a medida que más personas se vean obligadas a abandonar sus hogares.

"Garantizar que la gente tenga suficiente comida es fundamental. Garantizar que tengan agua potable es fundamental. Pero en situaciones como ésta, el acceso a los servicios sanitarios básicos también es fundamental. Servicios como los programas de alimentación terapéutica, la atención primaria de salud, la inmunización, los partos seguros y los servicios materno-infantiles pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte para quienes se ven atrapados en estas terribles circunstancias", ha comentado el director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, Michael Ryan.

La OMS ya ha liberado 16,5 millones de dólares (16,2 millones de euros) de su Fondo de Contingencia para Emergencias para garantizar el acceso de la población a los servicios de salud, tratar a los niños enfermos con malnutrición grave y prevenir, detectar y responder a los brotes de enfermedades infecciosas.

Contador