Publicado 26/02/2020 13:17:30 +01:00CET

OMS y OMT llaman a la responsabilidad y coordinación y muestran su solidaridad a países afectados

Ebruary 22, 2020 - Tokyo, Japan: Many foreigners and Japanese visit Harajyuku, Fashion town, wearing masks for protection from coronavirus. Japan has almost 850 confirmed coronavirus cases, 691 of which are passengers and crew from the virus-stricken
Ebruary 22, 2020 - Tokyo, Japan: Many foreigners and Japanese visit Harajyuku, Fashion town, wearing masks for protection from coronavirus. Japan has almost 850 confirmed coronavirus cases, 691 of which are passengers and crew from the virus-stricken - HITOSHI KATANODA

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Turismo (OMT) han realizado un llamamiento a la "responsabilidad y coordinación" por parte de los estados y han mostrado su solidaridad con los países que tienen casos del nuevo coronavirus.

El 30 de enero de 2020, la OMS declaró el brote de Covid-19 como emergencia para la salud pública de importancia internacional y promulgó un conjunto de recomendaciones temporales, si bien no recomendó ninguna restricción a los viajes o al comercio, basándose en la información disponible en el momento.

En este sentido, el organismo ha recordado que trabaja en "estrecha colaboración" con expertos globales, gobiernos y asociados para expandir "rápidamente" el conocimiento científico sobre este nuevo virus, hacer un seguimiento de la propagación y la virulencia del virus, y asesorar a los países y a la comunidad global sobre medidas para proteger la salud y prevenir la propagación del brote.

Por su parte, la OMT ha comentado que el sector turístico tiene el "firme compromiso de pensar ante todo en las personas y en su bienestar", asegurando que la cooperación internacional es "vital" para garantizar que el sector pueda contribuir de manera efectiva a contener el nuevo coronaviurs.

De hecho, ambos organismos han asegurado que trabajan en "estrecha concertación" entre ellas y con otras partes para ayudar a los países a garantizar que las medidas sanitarias se implementen, con el fin de "minimizar" cualquier interferencia "innecesaria" con el tráfico y el comercio internacional.

Así, han avisado de que la respuesta del turismo debe ser "medida, coherente y proporcionada" a la amenaza para la salud pública, y debe basarse en una evaluación del riesgo local, teniendo en cuenta cada eslabón de la cadena de valor del turismo (las entidades públicas, las compañías privadas y los turistas), en "sintonía" con las orientaciones y recomendaciones generales de la OMS.

"Estamos preparadas para trabajar en estrecha colaboración con todas las comunidades y países afectados por la actual emergencia sanitaria, para construir un futuro mejor y más resiliente", han dicho la OMS y la OMT, para advertir de que imponer más restricciones a los viajes puede promover una "interferencia innecesaria" con el tráfico internacional y repercutir "negativamente" en el sector turístico.