Publicado 25/06/2021 10:47CET

La OMS advierte de que África se enfrenta a su "mayor oleada de COVID-19 hasta la fecha"

Archivo - Investigadores de ANTICOV, el mayor estudio clínico de Covid-19 leve en África, en el Hopital Saint Joseph en la República Democrática del Congo, una de las sedes del estudio
Archivo - Investigadores de ANTICOV, el mayor estudio clínico de Covid-19 leve en África, en el Hopital Saint Joseph en la República Democrática del Congo, una de las sedes del estudio - KENNY MBALA-DNDI - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que África se está enfrentando a un "rápido aumento" en su tercera ola de la pandemia de COVID-19, con casos que "se extienden más rápidamente y se prevé que pronto superen el pico de la segunda ola que el continente presenció a principios de 2021".

Según los datos del organismo sanitario internacional de Naciones Unidas, los casos de COVID-19 han aumentado durante cinco semanas consecutivas desde el inicio de la tercera ola el 3 de mayo. Hasta el 20 de junio, día 48 de la nueva ola, África había registrado alrededor de 474.000 nuevos casos, un aumento del 21 por ciento en comparación con los primeros 48 días de la segunda ola. "Al ritmo actual de infecciones, la oleada en curso va a superar a la anterior a principios de julio", alertan.

En concreto, la pandemia está resurgiendo en 12 países africanos. "Una combinación de factores, como la escasa observancia de las medidas de salud pública, el aumento de la interacción social y los desplazamientos, así como la propagación de variantes, están impulsando el nuevo aumento", justifica la OMS.

En la República Democrática del Congo (RDC) y Uganda, que están experimentando un resurgimiento de casos, se ha detectado la variante Delta, identificada por primera vez en la India, en la mayoría de las muestras secuenciadas en el último mes. En toda África, la variante se ha notificado en 14 países.

"La tercera ola se está acelerando, se está extendiendo más rápido y está golpeando más fuerte. Con el rápido aumento del número de casos y el incremento de los informes de enfermedades graves, la última oleada amenaza con ser la peor de África hasta la fecha. África todavía puede contrarrestar el impacto de este rápido aumento de las infecciones, pero la oportunidad se está cerrando. Todo el mundo, en todas partes, puede poner su granito de arena tomando precauciones para prevenir la transmisión", ha comentado la directora regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para África, Matshidiso Moeti.

En consecuencia, la OMS está desplegando más expertos en algunos de los países más afectados, como Uganda y Zambia, y apoyando a los laboratorios regionales con sede en Sudáfrica para que vigilen las variantes preocupantes. La OMS también está impulsando el apoyo tecnológico innovador a otros laboratorios de la región sin capacidad de secuenciación para vigilar mejor la evolución del virus. En los próximos seis meses, la OMS se propone multiplicar por ocho o por diez las muestras secuenciadas cada mes en los países de África meridional.

El aumento de COVID-19 se produce mientras persiste la escasez de suministro de vacunas. Dieciocho países africanos han utilizado más del 80 por ciento de sus suministros de vacunas a través de COVAX, y ocho han agotado sus existencias. Veintinueve países han administrado más del 50 por ciento de sus suministros. A pesar de los avances, apenas algo más del 1 por ciento de la población africana ha sido vacunada en su totalidad. A nivel mundial, se han administrado alrededor de 2.700 millones de dosis, de las cuales algo menos del 1,5 por ciento se han administrado en el continente.

"Con las altas tasas de vacunación, se perfila un verano de libertad, familia y diversión para millones de personas en los países más ricos. Esto es comprensible y todos anhelamos las mismas alegrías. Pero la escasez de vacunas ya está prolongando el dolor de la COVID-19 en África. No añadamos daño a la injusticia. Los africanos no deben enfrentarse a más restricciones por no poder acceder a vacunas que solo están disponibles en otros lugares. Insto a todas las agencias reguladoras regionales y nacionales a que reconozcan todas las vacunas de Uso de Emergencia enumeradas por la OMS", ha resaltado Moeti.

AL hilo, la OMS lamenta que, en la Unión Europea, a partir del 1 de julio entrará en vigor un sistema de pasaporte COVID-19. Sin embargo, solo cuatro de las ocho vacunas enumeradas por la OMS para uso de emergencia están reconocidas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) dentro de este certificado.

"La OMS y la Agencia Europea de Medicamentos utilizan las mismas normas para evaluar las vacunas. Los fabricantes pueden optar por no solicitarlo a la Agencia Europea de Medicamentos si no tienen intención de comercializar sus productos en países de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo. Pero la seguridad y eficacia de todas las vacunas de la lista de uso de emergencia de la OMS se ha demostrado a nivel mundial en la prevención de enfermedades graves y muertes por COVID-19", justifica la OMS.

En África, un estudio de la OMS en 45 países muestra que sus fronteras están abiertas para los viajes aéreos y solo Mauricio exigirá una prueba de vacunación a los viajeros internacionales a partir del 15 de julio. La mayoría de los países no conceden exenciones de cuarentena a los viajeros que están totalmente vacunados contra la COVID-19 y exigen una prueba de COVID-19 negativa.