OMS admite que el nuevo coronavirus podría tener movilidad por el resto de países

Actualizado 11/06/2013 15:09:44 CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha admitido que existe una "alta" preocupación internacional por las infecciones provocadas por el nuevo coronavirus, renombrado como MERS-CoV, y que es posible que este virus se mueva alrededor del mundo, ya que "hay ya varios ejemplos en los que el virus ha pasado de un país a otro a través de los viajeros".

En una reunión, mantenida en Riad entre el 4 y el 9 de junio, con miembros del Reino de Arabia Saudí para evaluar la situación debido a un nuevo, ha quedado patente también que existe "grandes lagunas" sobre el conocimiento del virus, que parece estar lejanamente relacionado con el virus que causa el SARS.

No obstante, destaca el "extenso trabajo" que se ha hecho y está en curso, y recuerda que "a menudo lleva tiempo para investigaciones científicas para producir resultados".

Los primeros casos documentados de MERS ocurrieron en Jordania a principios de 2012 y han registrado ya infecciones en Francia y Arabia Saudí; y, aunque el número total de casos es limitada, el virus ya ha causado la muerte en aproximadamente el 60 por ciento de los pacientes afectados. Hasta el momento, aproximadamente el 75 por ciento de los casos en Arabia Saudí han sido en los hombres y la mayor parte se han producido en personas con uno o más principales condiciones crónicas.

Así, según un documento publicado, parece que hay tres principales patrones epidemiológicos claros: en un grupo de pacientes parece que se ha producido de un modo esporádico, no se sabe el origen o la forma en que estas personas se infectaron; en un segundo caso, los grupos de infecciones se producen en las familias, siendo la transmisión de persona a persona, pero parece que esta transmisión se limita a las personas que están en estrecho contacto con un familiar enfermo; y, finalmente, existe un tercer patrón que consta de grupos de infecciones en los centros de salud.

Sobre la base de la experiencia previa cuando se desarrollo la propagación del SARS, afirma que se han reportado muchas menos infecciones y, destaca, durante la epidemia de SARS, los trabajadores de salud se encontraban en alto riesgo de infección.

"El MERS-CoV es diferente del virus SARS. Aunque la razón por las que menos trabajadores de la salud se han infectado con MERS-CoV no está claro, podría ser que las mejoras en el control de infecciones que se hicieron después de que el brote de SARS han hecho una diferencia significativa. En este contexto, las medidas de control de infecciones en Arabia Saudí parecen ser eficaces", añade.

En cuanto al tratamiento, destacan que es principalmente de apoyo y no hay datos convincentes de que el uso de potentes agentes antivirales, tales como ribavirina y el interferón, aportan ningún beneficio, asimismo se debe evitar el uso de esteroides en dosis altas.

Finalmente, la misión conjunta examinó la respuesta en el Reino de Arabia Saudita, y ha constatado que el país ha hecho un excelente trabajo en la investigación y el control de los brotes.