Publicado 25/06/2021 10:27CET

El nuevo Interlocutor Policial Sanitario pretende implantar un protocolo que "acabe con los agresores reincidentes"

El comisario Manuel Yanguas, nuevo interlocutor policial sanitario de la Policía Nacional desde este mes de junio, ha mantenido un encuentro con responsables de la Organización Médica Colegial (OMC)
El comisario Manuel Yanguas, nuevo interlocutor policial sanitario de la Policía Nacional desde este mes de junio, ha mantenido un encuentro con responsables de la Organización Médica Colegial (OMC) - OMC

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El comisario Manuel Yanguas, nuevo Interlocutor Policial Sanitario de la Policía Nacional desde este mes de junio, pretende implantar un protocolo que "acabe con los agresores reincidentes".

Yanguas sustituye así a Javier Galván, hasta ahora responsable de la Unidad de Servicios Internos de la Policía. Con motivo de este cambio, el comisario, junto al resto del Equipo Nacional del interlocutor policial sanitario, han acudido a la sede de la Organización Médica Colegial (OMC), donde pudieron repasar el plan de trabajo y establecer nuevas líneas de actuación.

Entre sus medidas, destaca la implantación de un protocolo dirigido a promover denuncias rápidas en los lugares de trabajo con el fin de erradicar la violencia de los agresores reincidentes que suponen cerca de un 17 por ciento del total.

El comisario considera un "honor" esta nueva responsabilidad que "ya conocía porque la oficina del interlocutor siempre ha dependido de la Unidad Central de Seguridad Privada, es decir, antes de crear la oficina ya estaba de jefe de la unidad". "He hecho siempre un seguimiento de la actividad, la he potenciado, apoyado y promocionado y me parece que es muy necesaria, por eso vamos a seguir en la línea e incluso incrementar la actividad", ha comentado a la publicación 'Médicos y Pacientes'.

Respecto a ese incremento y nuevas líneas de actuación, asegura que pretenden reformar la instrucción de la Secretaría de Estado que crea el Protocolo de actuación para que, además de a los médicos y a los técnicos, incluya también al resto del personal no sanitario.

"Estamos viendo que el personal que trabaja en el ámbito sanitario también está siendo objeto de agresiones, es decir, celadores e incluso personal de la limpieza, personal administrativo. Con la aplicación de este protocolo buscamos ampliar esta cobertura y seguridad a todos los que estén siendo objeto de agresiones por trabajar en estos centros o entornos", ha apuntado.

Yanguas también ha avanzado en esta reunión que hay un protocolo aprobado en Secretaría de Estado de denuncias "in situ", que se está aplicando, por ejemplo, en el ámbito de los centros comerciales que esperan poder implantar en breve también en todo lo que respecta a los entornos sanitarios.

Esta medida, según ha explicado, "posibilita que un vehículo de la Policía o de la Guardia Civil acuda al centro donde ese profesional del ámbito sanitario que haya sufrido algún tipo de agresión pueda en ese momento y lugar, presentar la denuncia". "De esta manera, a la persona que se le ha presentado denuncia, se le cita ya directamente para juicio rápido y sea condenado en fechas próximas", ha añadido.

Para el Interlocutor Policial Sanitario, el objetivo de esta medida es "cortar por la sano y acabar con ese porcentaje cercano al 15 por ciento de agresores reincidentes, para que no vuelvan otra vez al mismo centro o, a otro centro y haga lo mismo".

No obstante, ha expresado su preocupación por que los médicos o el personal que trabaja en estos centros no quieran denunciar por no tener que identificarse en ese momento. Por todo ello, ha incidido en la necesidad de denunciar y de visibilizar estas agresiones que "son la punta de un 'iceberg' del que no se conocen sus dimensiones totales".

MÁS FORMACIÓN

Junto a estas nuevas medidas y actuaciones previstas en el ámbito de las agresiones a sanitarios, ha adelantado también otros de los ejes centrales de actuación para esta nueva etapa y que pasará por incrementar la formación.

"Vamos a abrir otra vía también de formación a los vigilantes de seguridad que prestan ese servicio en el ámbito sanitario y estamos también iniciando una campaña, de concienciación dentro de la propia Policía Nacional y de otras como las municipales, para crear más conciencia del problema que hay en los centros sanitarios de nuestro país", ha subrayado.

Finalmente, ha loado la "excelente labor" llevada a cabo por el Observatorio Contra las Agresiones de la OMC desde hace más de una década. "La verdad es que lo están haciendo muy bien los Colegios de Médicos y están poniendo todos los recursos de los que disponen", les pedimos que continúen en la misma línea de actuación, para disminuir la lacra de las agresiones a los profesionales sanitarios", ha concluido.