Una nueva terapia protege a los monos del virus Hendra

Actualizado 20/10/2011 16:58:04 CET

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo tratamiento contra el virus mortal Hendra, ha tenido éxito en pruebas con primates; lo cual supone un gran paso adelante en la lucha contra el virus, que mata a cerca del 60 por ciento de aquellos a los que infecta y produce brotes esporádicos en Australia desde que fue identificado por primera vez, en 1994. El estudio ha sido publicado en 'Science Translational Medicine'.

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Texas en Galveston, los laboratorios Rocky Mountain, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, el Instituto Nacional de Salud, la Universidad de las Ciencias de la Salud de los Servicios Uniformados, el Instituto Nacional del Cáncer, y la Universidad de Boston, se unieron para desarrollar y probar la nueva terapia -- en un proyecto impulsado principalmente por una subvención concedida al profesor Thomas Geisbert (de la Universidad de Texas en Galveston) por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Los experimentos en un nivel de bioseguridad 4 de laboratorio, ya que no existe una vacuna o terapia actualmente para el virus Hendra. Los investigadores infectaron a 14 monos verdes africanos con el virus - estos monos fueron elegidos porque su respuesta a Hendra es muy similar a la de los humanos. En diferentes intervalos de tiempo después de la infección, a 12 de los monos se les dio una dosis de un anticuerpo humano llamado m102.4, especialmente seleccionado por su afinidad por Hendra.

Estudios anteriores, llevados a cabo por el profesor Christopher Broder y sus colaboradores, en Australia, había sugerido fuertemente que m102.4 se une a las proteínas en la superficie de las partículas del virus Hendra y bloquea el proceso por el cual el virus invade a las células. Este resultó ser el caso en los monos también, y los 12 animales tratados sobrevivieron.

"Creo que esta es una terapia muy prometedora", afirma Geisbert, uno de los autores principales, "lo que también es interesante es que este anticuerpo tiene una fuerte actividad contra el virus Nipah, muy similar a Hendra".

Ambos, Hendra y Nipah, residen principalmente en murciélagos de la fruta, y son extraordinariamente peligrosas para los humanos. Pero, mientras Hendra afecta principalmente a los caballos, que pueden transmitir la enfermedad a los seres humanos, Nipah ha evolucionado para ser transmisible directamente de persona a persona. Identificado por primera vez en Malasia, en 1998, el virus Nipah ha causado ya 251 muertes en Malasia, la India y Bangladesh.