Publicado 18/05/2020 18:45:05 +02:00CET

Los médicos piden "transparencia" para que los criterios de transición de cada fase sean "explícitos"

El presidente del Foro de la Profesión Médica y del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Serafín Romero
El presidente del Foro de la Profesión Médica y del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Serafín Romero - OMC - Archivo

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Serafín Romero, ha solicitado, en una rueda de prensa telemática, transparencia para que los criterios de transición de cada fase sean "explícitos y conocidos por todos".

Así, Romero ha lamentado que las profesiones sanitarias no han estado presentes en la toma de decisiones de ningún consejo asesor del Ministerio de Sanidad ni a nivel nacional ni a nivel de las comunidades autónomas, avisando de que "no tiene sentido" disponer de órganos de representación profesional y no poder trasladar su opinión a la toma de decisiones.

"A pesar de tener algún contacto y no tener en cuenta nuestra opinión en las grandes decisiones, las profesiones sanitarias seguimos tendiendo la mano", ha puntualizado, para comentar que "existe un sentimiento de si se está haciendo todo para buscar soluciones ante una situación que "hace cambiar, sufrir y dar respuesta y analizar los restos y oportunidades que se plantean".

"En la primera fase de escalada, en la que se vio cómo iba creciendo la pandemia en número y consecuencia, cuando el material de protección del personal sanitario era escaso, el personal sanitario se tuvo que enfrentar al problema con plásticos donados por ciudadanos, además de no contar con test de diagnóstico para conocer la realidad de la pandemia y controlar el contagio de los profesionales. Además, hubo que añadir la compra de material defectuoso, que generó una situación de indignación e hizo elevar la queja", ha dicho.

Asimismo, ha recordado que al principio de la pandemia se realizaron consejos para profesionales y el 29 de febrero se recomendó no realizar congresos médicos en centros u hospitales donde se estuviera tratando pacientes contagiados por COVID-19.
"El CGCOM no ha estado en la toma de decisiones del Ministerio de Sanidad y es algo que era prioritario y se ha echado en falta, porque los médicos no solo quieren ser conocedores de estas medidas, sino que quieren expresar su compromiso en la búsqueda de soluciones", ha añadido.

También se ha impulsado una guía de colegiación telemática exprés para que algunos profesionales pudieran trabajar, al tiempo que, tal y como ha recordado, se ha tratado de velar por la situación de los médicos que ejercen en el ámbito privado, pensando en medidas excepcionales para los autónomos.

Una de las prioridades ha sido que la profesión médica sea considerada profesión de riesgo por el riesgo evidente de exposición como evidencian el número de infectados y fallecidos y el reconocimiento del contagio por coronavirus a nivel 4, como reconocimiento de enfermedad profesional.

Respecto al ámbito deontológico se ha debatido la priorización de pacientes por criterios con recursos muy limitados en situaciones de contagio y ha asegurado que es "imprescindible" un equilibrio de protección de los profesionales y el cuidado del paciente con necesidades, y analizar cómo se aplica la telemedicina y la consulta no presencial.

"Pedimos que los criterios sean explícitos y conocidos por todos porque solo se conocen algunos como la densidad de población, la capacidad de realizar pruebas diagnósticas, políticas de recursos humanos o residencias de mayores. Nadie va a presionar a tanto nivel como para poder cuestionar estas medidas cuando son transparentes y claras", ha añadido.

LOS MÉDICOS PIDEN PRUDENCIA EN LAS FASES

Sobre si existe preocupación ante un posible rebrote, Romero ha manifestado que hay incertidumbre y que las segundas oleadas suelen ser peores que la primera, por eso ha pedido "prudencia" en esta fase, al mismo tiempo que dotación de todo el equipamiento de protección posible para afrontar una nueva crisis de este virus, detectar precozmente y aislar adecuadamente para que no pase como la primera vez.

A su juicio, falta una política recursos humanos porque "no sobra personal" en ningún espacio asistencial y hay que seguir readaptando lo que se ha hecho bien tanto en los hospitales como la Atención Primaria. "Esta crisis ha demostrado que los médicos se han readaptado perfectamente", ha señalado.

Además, ha abogado por dotar de escenarios asistenciales específicos como se hizo con IFEMA o los hoteles y tener hospitales monográficos. En cuanto a la formación de MIR ha solicitado que el entorno docente se adapte a la realidad asistencial, y sobre la posibilidad de prorrogar contratos a los residentes de ultimo año, en su opinión, hay que dirigir esta petición a las CCAA.

Del mis modo, ha informado de que el Foro de la Profesión Médica ha enviado una carta a todas las consejerías de las comunidades autónomas para que lleguen a un acuerdo y consenso para mantener a todo el personal como especialista durante un tiempo determinado para permitir que la desescalada se haga bien.

Respecto a los Médicos Residentes de primer año, ha señalado que tienen propuestas encima de la mesa que han remitido al Ministerio y que esperan hablar con Ordenación Profesional. "Los servicios sanitarios tienen que estar atendidos, pero es necesario que haya unidades docentes que los formen", ha apostillado.

Finalmente, Romero ha subrayado que se están tomando decisiones políticas y económicas sin evidencias científicas, cuando todavía falta mucho por conocer. "Nos movemos en una opinión científica, de ahí la importancia la ética de la opinión médica", ha zanjado.

Contador