Publicado 02/03/2022 16:16

Líderes y expertos mundiales piden acción para proteger el medio ambiente de la contaminación antimicrobiana

Archivo - Fármacos, medicinas, pastillas
Archivo - Fármacos, medicinas, pastillas - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / DMYTRO POKULITYI

Las enfermedades resistentes a los medicamentos contribuyen a casi 5 millones de muertes cada año

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Líderes Globales sobre Resistencia a los Antimicrobianos ha pedido este miércoles a todos los países que reduzcan la cantidad de desechos antimicrobianos que contaminan al medio ambiente, ya que de no hacer nada tendrá consecuencias nefastas para la salud humana, animal, vegetal y ambiental.

Los medicamentos antimicrobianos, incluidos los antibióticos, los antifúngicos y los antiparasitarios, se utilizan en medicina humana y veterinaria en todo el mundo para tratar y prevenir enfermedades y, a veces, en la producción de alimentos para promover el crecimiento de animales sanos. Los pesticidas antimicrobianos también se utilizan en la agricultura para tratar y prevenir enfermedades en las plantas.

En este llamamiento, que se produce en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente que se lleva a cabo en Nairobi, piden investigar e implementar medidas para eliminar de manera segura los desechos antimicrobianos de los alimentos, los sistemas de salud humana y animal y las instalaciones de fabricación.

El Grupo de líderes mundiales sobre resistencia a los antimicrobianos incluye jefes de estado, ministros de gobierno y líderes del sector privado y la sociedad civil. El grupo se estableció en noviembre de 2020 para acelerar el impulso político mundial, el liderazgo y la acción sobre la resistencia a los antimicrobianos (RAM) y está copresidido por Sus Excelencias Mia Amor Mottley, Primera Ministra de Barbados, y Sheikh Hasina, Primera Ministra de Bangladesh.

Al ser administrados y desechados terminan en el medio ambiente y diferentes canales de agua (incluidas las fuentes de agua potable) a través de aguas residuales, desechos y aguas residuales y, a través de esto, propagan organismos resistentes a los medicamentos y resistencia a los antimicrobianos.

Esto podría impulsar un aumento en la aparición y propagación de "superbacterias" que son resistentes a varios tipos de medicamentos antimicrobianos. También podría dañar los organismos en el medio ambiente. Por este motivo, recuerdan la importancia de "reducir la cantidad de contaminación antimicrobiana que ingresa al medio ambiente es crucial para conservar la eficacia de los medicamentos antimicrobianos".

El Grupo de Líderes Globales hace un llamado a todos los países para que desarrollen e implementen regulaciones y estándares para monitorear y controlar mejor la distribución y liberación de antimicrobianos y organismos resistentes a los medicamentos en el medio ambiente.

Algunas acciones claves en el sector manufacturero son desarrollar estándares nacionales de contaminación por fabricación de antimicrobianos para controlar y monitorear mejor la contaminación antimicrobiana. Mientras que en el sector de la salud humana y animal, piden que se haga cumplir las leyes y políticas para reducir o eliminar el uso de antimicrobianos que no esté bajo la guía de un proveedor de atención médica capacitado. Y, finalmente, en los sistemas alimentarios, implementar estándares para tratar y gestionar los vertidos de granjas de alimentos y animales, granjas acuícolas y campos de cultivo.

Las enfermedades resistentes a los medicamentos contribuyen a casi 5 millones de muertes cada año. "Se necesitan medidas urgentes para frenar el aumento y la propagación de la resistencia a los antimicrobianos en todos los países. Sin acción, el mundo se acerca rápidamente a un punto de inflexión en el que los antimicrobianos necesarios para tratar infecciones en humanos, animales y plantas ya no serán efectivos", advierten.

"Las conexiones entre la resistencia a los antimicrobianos, la salud ambiental y la crisis climática son cada vez más evidentes. Debemos actuar ahora para proteger el medio ambiente y a las personas en todas partes de los efectos dañinos de la contaminación antimicrobiana", afirma la copresidenta del Grupo de Líderes Globales sobre Resistencia a los Antimicrobianos, Mia Amor Mottley, Primera Ministra de Barbados.