Investigadores españoles descubren nuevas células implicadas en la respuesta del cerebro a los cannabinoides

Actualizado 26/03/2008 20:18:54 CET
EP

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de Marta Navarrete y Alfonso Araque, investigadores del Instituto Cajal de Madrid perteneciente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), demuestra que las células cerebrales denominadas astrocitos, y no sólo las neuronas, son sensibles a las sustancias llamadas cannabinoides, los componentes activos de la marihuana.

Según los autores, que publican su trabajo en la revista 'Neuron', el descubrimiento podría ayudar al desarrollo de tratamientos para los casos de adicción a los cannabinoides. Además, debido a que los denominados 'endocannabinoides' producidos de forma natural por las células cerebrales participan en los mecanismos neurales de la percepción del dolor y el aprendizaje y la memoria, los resultados del estudio podrían ayudar a comprender mejor estos procesos.

Los astrocitos no transmiten impulsos nerviosos como las neuronas, en vez de ello, proporcionan a las neuronas apoyo y nutrición además de modular las señales que se producen entre ellas.

Los investigadores utilizaron secciones cerebrales de ratones para comprender el papel de los receptores cannabinoides en el funcionamiento de los astrocitos. Los receptores son proteínas que se encuentran en las membranas de células y que son activadas por componentes químicos específicos dando lugar a una respuesta de la célula.

Los estudios de imágenes y electrofisiológicos mostraron que los astrocitos expresan receptores endocannabinoides que, cuando se activan, producen una respuesta celular. Los investigadores también descubrieron que las neuronas asociadas con los astrocitos liberan endocannabinoides que desencadenan una respuesta del astrocito.

Además, los resultados también mostraron que esta respuesta en los astrocitos puede activar neuronas para liberar el neurotransmisor glutamato, que media en las señales que se producen entre neuronas.

Según explican Navarrete y Araque, "estos resultados indican que las neuronas y los astrocitos se comunican a través de señales endocannabinoides y sugieren la existencia de mecanismos de comunicación intercelular mediados por el señalamiento endocannabinoide-glutamato en el que los astrocitos sirven como un puente de comunicación interneuronal".

Los investigadores señalan que estos descubrimientos identifican a los astrocitos como elementos celulares que posiblemente participan en la fisiología de la adicción a los cannabinoides además de cómo dianas potenciales para el tratamiento de drogas de abuso asociadas a estos componentes.

Los autores concluyen que dada la importancia de las señales intercelulares mediadas por los endocannabinoides en numerosos procesos del sistema nervioso, como la percepción del dolor o el aprendizaje y la memoria, estos descubrimientos indican que los astrocitos podrían participar de forma activa en fenómenos relevantes de la fisiología del cerebro.