Actualizado 06/10/2012 11:42 CET

Los interruptores de ARN más rápidos y pequeños servirán para desarrollar fármacos

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un químico biofísico de la Universidad de Michigan (UM), y sus colaboradores, han descubierto los interruptores moleculares más rápidos y pequeños de ARN - el primo químico del ADN. Los investigadores afirman en su artículo, publicado en 'Nature', que estas estructuras raras y fugaces son los principales objetivos para el desarrollo de nuevos medicamentos antivirales y antibióticos.

Aunque en el pasado se creía que el ARN simplemente almacenaba información genética, ahora se sabe que el ARN realiza una amplia variedad de tareas, y puede adoptar múltiples formas. Durante la última década, los investigadores han determinado que la mayoría del ADN en las células se utilizan para crear moléculas de ARN - que juega un papel central en la regulación de la expresión génica - y que estas macromoléculas actúan como interruptores que detectan señales celulares y cambian de forma para enviar una respuesta apropiada a otras biomoléculas en la célula.

Mientras que la función de conmutación del ARN ha sido bien documentada, Hashim Al-Hashimi y sus colaboradores de la UM han descubierto un nuevo tipo de interruptores que son significativamente más pequeños y rápidos que la otra clase conocida de interruptores de ARN. Estas estructuras, que Al-Hashimi llama efímeras, fueron detectadas utilizando una nueva técnica de imagen desarrollada en su laboratorio, los micro-interruptores.

Según el investigador "estas estructuras son tan difíciles de ver porque existen aproximadamente el 1 por ciento de las veces, y sólo durante un microsegundo o una milésima de segundo".

En biología, la forma tridimensional de una molécula determina sus propiedades y afecta a su función. Las moléculas de ARN están hechas de cadenas individuales que pueden permanecer estiradas como largos hilos o plegarse en bucles complejos con ramificaciones. Los micro-interruptores descritos por los investigadores de la UM implican cambios temporales y localizados de la estructura del ARN en formas alternativas, llamados estados excitados - estos cambios de forma transmiten señales biológicas a otras partes de la célula.

"Estos estados excitados corresponden a formas alternativas raras que tienen funciones biológicas", explica Al-Hashimi, "estas formas alternativas tienen detalles arquitectónicos y químicos únicos que podrían convertirlos en grandes moléculas a las que los fármacos podrían adherirse".

Los investigadores de la UM estudiaron cambios estructurales transitorios en tres tipos de moléculas de ARN. Dos de los ARN pertenecían al virus del VIH, y se sabe que juegan un papel clave en la replicación viral. El tercer ARN estudiado está implicado en el control de calidad en el interior del ribosoma - la máquina que ensambla las proteínas celulares.

Los nuevos estados excitados de estos tres ARN proporcionan objetivos potenciales para el desarrollo de medicamentos: medicamentos antivirales que puedan perturbar la replicación del VIH, y antibióticos que puedan interferir en el ensamblaje de las proteínas en los ribosomas bacterianos.

Para realizar su descubrimiento, el equipo utilizó una forma modificada de espectroscopia de resonancia magnética nuclear, junto con una estrategia para la captura de estructuras de ARN transitorias.