Publicado 24/04/2020 10:22:14 +02:00CET

Intensivistas advierten de alteraciones neurológicas y neumonía asociada en pacientes críticos con Covid-19

Foto Uci Carranque I
Foto Uci Carranque I - JUNTA DE ANDALUCÍA

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) ha advertido del riesgo de sufrir neumonía asociada por causa de la ventilación mecánica en los enfermos con Covid-19 con largos ingresos en la UCI. Además, apuntan que "cada vez son más los estudios" que establecen la presencia de afectaciones del sistema nervioso central (SNC) incluso en los primeros estadios de la infección. Según refieren, la alteración neurológica es más importante cuando el paciente crítico despierta tras la sedación y exige un abordaje global de la enfermedad.

Así lo han puesto de manifiesto este miércoles en el segundo de los seminarios 'on line' organizados por la Semicyuc en torno al Covid-19 en Medicina Intensiva, que en esta ocasión contó con la colaboración de MSD. Tuvo como lema 'Actualización en el manejo de la neumonía por la Covid-19' y contó con cuatro expertos que trataron de arrojar luz sobre diferentes aspectos de la infección en pacientes críticos.

Semicyuc detalla que con varios meses de pandemia, los pacientes Covid-19 que acumulan semanas en la UCI pueden experimentar patologías asociadas al dilatado ingreso, el cual puede superar incluso los 20 días. Así, a los intensivistas les surge la necesidad de controlar infecciones secundarias, entre las que destaca la neumonía asociada a la ventilación mecánica (NAVM). Así lo ha expuesto la doctora Paula Ramírez, del Hospital Universitario La Fe de Valencia, quien recordó que ya durante la pandemia de la gripe española hubo un alto porcentaje de muertos con alta presencia bacteriana, que acontecía a los 10-12 días de la evolución de la enfermedad.

Las complicaciones bacterianas afectaban al 32 por ciento de los pacientes críticos hasta la fecha. Esta cifra aumenta con los enfermos del Covid-19. La infección altera la respuesta inmune, lo cual afecta a la respuesta inflamatoria. Consecuentemente, al haber más inflamación, aumentan los riesgos de infección. La NAVM va a provocar aun más inflamación, lo que va a afectar al control médico de la carga bacteriana. Aunque el diagnóstico que se sigue con estos pacientes es el habitual (radiografías, cultivos microbiológicos, criterios clínicos...), la doctora Ramírez ha aconsejado extenderlos con pruebas de plasma o broncoalveolares (BAL).

Los intensivistas también han abordado la afectación del sistema nervioso central (SNC), especialmente cuando los pacientes Covid-19 despiertan de la sedación. La doctora María Ángeles Ballesteros, del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander), ha argumentado cómo se ha demostrado que hay una acción directa del coronavirus al SNC, que en Wuhan llegó a afectar a más de un tercio de los pacientes, independientemente de que el pulmón sea el órgano diana. "Los pacientes con neumonía grave tienen más prevalencia de sufrir esas manifestaciones neurológicas", ha explicado la doctora.

Aunque es habitual que un coronavirus afecte al SNC, la intensivista ha indicado que el Covid-19 se diferencia de otros coronavirus por manifestarse ya en los primeros días de infección, y no solo a posteriori. De hecho, ha indicado que hay estudios que han demostrado que algunas afectaciones al SNC (cefaleas, mialgias, mareos, afectación de los sentidos del olfato y gusto...) surgen antes incluso que las pulmonares. Según sus datos, las disfunciones del gusto y el olfato afectan a un 35 y 38 por ciento de los pacientes críticos, respectivamente.

Estas afectaciones del SNC son más graves cuando el paciente despierta de la sedación. De acuerdo con Semicyuc, se han visto casos en los que el enfermo está varios días "sin lucidez, desorientado, agitado y con alteraciones que, en un principio, se podrían relacionar con encefalopatías, accidentes cerebro-vasculares, además de los efectos residuales de la sedación por los fármacos, que puede derivar en cuadros de delirium".

La intensivista ha precisado que aún es pronto para saber hasta qué punto son efectos secundarios de la infección o del proceso médico, pero aconsejó pruebas complementarias, centradas en lo neurológico. "No debemos centrarnos solo en las complicaciones respiratorias y en el fallo multiorgánico. El abordaje, dentro de lo posible, debe ser global", ha afirmado.

Por su parte, el doctor Víctor Jiménez, hematólogo del Hospital Universitario La Paz (Madrid), ha comentado la coagulopatía asociada existente en todo el proceso de la infección por el Covid-19, un mecanismo que recuerda al que desarrolló la gripe A, aunque con diferencias. "Surge la hipótesis de una sepsis viral", ha apuntado el experto, quien también ha relacionado la trombosis con la inflamación que conlleva la infección. Entre un 25 y un 31 por ciento de los pacientes por Covid-19 en UCI tienen riesgo de trombosis, un fenómeno que se da a pesar de las profilaxis antitrombóticas administradas. Así, "el caballo de batalla" es calcular bien la dosis de anticoagulantes, especialmente en pacientes obesos.