Actualizado 10/03/2020 16:33:01 +00:00 CET

Instituciones Penitenciarias convoca una reunión para analizar la crisis del coronavirus en las cárceles

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha enviado este martes instrucciones de restricción de accesos a todos los establecimientos penitenciarios de Madrid, Álava y La Rioja como medida de contención del coronavirus (COVID-19). Solo se permiten comunicaciones con los internos a través del locutorio y se prohíben las salidas programadas tratamentales, no así los permisos ordinarios o en aplicación del artículo 100.2.

En un comunicado, el organismo dependiente del Ministerio del Interior ha informado de que se suspenden "todas las visitas que no se realicen a través de locutorio y solo se permitirá el acceso al personal laboral o funcionario y al personal extrapenitenciario cuya labor sea imprescindible". Queda excluida, por tanto, la entrada a voluntarios de ONG, entidades colaboradoras o profesionales acreditados.

Las medidas en las siete prisiones y los tres centros de inserción social de la Comunidad de Madrid, el centro penitenciario de Álava y el de Logroño se justifican "tras el cambio de escenario decretado por Sanidad y la declaración de Madrid, Vitoria y Labastida como zonas de transmisión significativa".

De esta forma, a los internos de estos doce centros se les suspende "todas las comunicaciones familiares, de convivencia e íntimas", aunque "se permiten las ordinarias --incluyendo aquí a los abogados-- ya que se producen en locutorios separados por una mampara de cristal".

SIGUE HABIENDO SOLO UN POSITIVO

Las medidas excepcionales, adoptadas en coordinación con el Ministerio de Sanidad, se aplicarán a partir de este 11 de marzo y tendrán una vigencia inicial de 14 días. Hasta la fecha solo se ha registrado un positivo por COVID-19 en las prisiones de la Administración del Estado: el de una trabajadora del Centro Penitenciario Madrid VI-Aranjuez.

También se suspenden las salidas programadas, "que se comunicarán a Vigilancia Penitenciaria en el caso de que hubiesen sido autorizadas por dicho órgano". La restricción afecta a las "salidas tratamentales", reguladas por el artículo 114 para la realización de actividades específicas de tratamiento de aquellos internos que ofrezcan garantías de hacer un uso correcto y adecuado de las mismas. En estos casos, van acompañados por personal del centro, de otras instituciones o voluntarios.

Es decir, la restricción, según subrayan fuentes de Instituciones Penitenciarias, no incluye permisos de salida ordinarios ni tampoco en aplicación de artículos como el 100.2, que es el que disfrutan presos como los líderes del 1-O por decisión de las cárceles catalanas, ya que en esta comunidad autónoma las competencias están transferidas. No obstante, en estos casos todos los internos se someterán a su regreso a controles sanitarios para descartar el contagio.

En las siete prisiones y los tres centros de inserción social de la Comunidad de Madrid, el centro penitenciario de Álava y el de Logroño también se ha ordenado que letrados y ministros de culto comuniquen exclusivamente a través de locutorio. En cuanto a la actividad docente, Prisiones dice que "se estará a lo dispuesto por las diferentes administraciones educativas".

RESTO DE PRISIONES

Para el resto de centros dependientes de la Administración del Estado se han decretado dos nuevas medidas: los ingresos de libertad o de permiso serán valorados por personal sanitario por si fuera necesario tomar medidas de prevención o actuación. También se suspenden los traslados intercentros, "salvo aquellos que obedezcan a razones excepcionales, sanitarias o judiciales".

Estas decisiones se suman a las que se han venido adoptado desde el pasado 4 de febrero, siempre --según Prisiones-- de acuerdo a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. Desde la institución del Ministerio del Interior destacan la cancelación de visitas, comunicaciones o actividades que impliquen el contacto de internos y funcionarios con personas procedentes de zonas con trasmisión comunitaria.

Desde el 4 de febrero también se ha ordenado el aislamiento en celda individual de los casos sospechosos mientras se da traslado a las autoridades sanitarias para su evaluación y la toma de medidas, así como la obligado a la comunicación inmediata a la autoridad sanitaria y judicial correspondiente si se decreta la libertad de un caso confirmado o de sospecha.

También están suspendidos congresos, seminarios, jornadas y cursos de los profesionales sanitarios fuera de los que se produzcan en sus respectivos centros y la cancelación de reuniones y acciones que impliquen la entrada en prisión de profesionales sanitarios extra penitenciarios.

INCREMENTO DE MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Desde el inicio de la crisis, la Subdirección General de Recursos Humanos ha transmitido a los centros penitenciarios y a las organizaciones sindicales las recomendaciones actualizadas, que incluyen extremar la higiene personal o el uso de Equipos de Protección Individual (EPI*s) en el contacto con casos positivos o sospechosos.

Prisiones asegura que se está incrementando la dotación de estos equipos (mascarillas, protecciones oculares antisalpicaduras, guantes y batas resistentes a líquidos) en los centros penitenciarios, "que ya cuentan con material para hacer frente a un eventual aumento de los casos". "También se va a reforzar la instalación de dispensadores de geles hidroalcohólicos en los diferentes departamentos, en especial en los departamentos de comunicaciones.

"Los servicios de Prevención de Riesgos Laborales de zona permanecen a disposición de las direcciones de los establecimientos penitenciarios para asesoramiento en caso de cualquier incidencia", añade el organismo que dirige Ángel Luis Ortiz.

La Subdirección General de Recursos Humanos ha convocado para este 11 de marzo a las organizaciones sindicales a la reunión del Grupo de Trabajo de Prevención de Riesgos Laborales con el fin de actualizar la información sobre el coronavirus y las indicaciones de actuación específicas para empleados de la Administración Penitenciaria.

Contador