El Grupo Nacional de Úlceras acredita un protocolo del Hospital de Toledo para la prevención y tratamiento de lesiones

Actualizado 11/04/2011 13:53:57 CET
ulceras
JCCM

TOLEDO, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por presión y Heridas Crónicas (GNEAUPP) ha acreditado el protocolo elaborado por profesionales del Complejo Hospitalario de Toledo para la prevención y tratamiento de estas lesiones, considerándolo un documento recomendado según las Normas de Acreditación de Documentos Clínicos.

Las úlceras por presión son lesiones en la piel que se producen por la interrupción del flujo de sangre hacia las células como consecuencia del aplastamiento de los tejidos del paciente durante un tiempo prolongado. Constituyen un problema bastante común en personas con movilidad reducida y, en sus distintos grados, afectan a más de un 12 por ciento de la población atendida en un centro hospitalario, pudiendo desencadenar una grave infección si no son tratadas, ha informado la Junta en nota de prensa.

Estas patologías suponen un problema multifactorial, que constituye una importante cuestión de salud pública, que aumenta la estancia hospitalaria, disminuye la calidad de vida de los pacientes e incrementa el gasto sanitario. Además, son la causa directa o indirecta de morbilidad y mortalidad.

La implementación de prácticas basadas en la evidencia y de protocolos y procedimientos eficaces de prevención puede tener utilidad para que los hospitales sean capaces de prevenir las úlceras por presión y heridas crónicas.

La unificación de criterios, normalización y protocolización de las actuaciones de los profesionales en el cuidado de las úlceras por presión es un objetivo prioritario del Complejo Hospitalario de Toledo, de ahí la elaboración de este Protocolo, en el que se recogen las líneas de actuación en este ámbito, que permiten que las intervenciones enfermeras puedan ser registradas, evaluadas e investigadas.

Entre los objetivos generales de este Protocolo se encuentra la normalización de los cuidados para la prevención y tratamiento de las úlceras por presión de acuerdo con las últimas evidencias científicas, favoreciendo la continuidad de los cuidados entre los distintos niveles asistenciales.

DISMINUIR LA INCIDENCIA DE HERIDAS

Asimismo, pretende disminuir la incidencia de las heridas como indicador de calidad de los cuidados enfermeros e implementar una herramienta de trabajo unificada para todos los profesionales del centro sanitario.

Como objetivos específicos, el protocolo está destinado a identificar a la persona con riesgo de desarrollar una úlcera por presión, mediante la escala de valoración establecida, así como definir las intervenciones de enfermería para la prevención y cuidado de estas lesiones.

Al mismo tiempo, se pretende capacitar al paciente o al cuidador principal en la prevención y tratamiento, mejorando la calidad de vida tanto del enfermo como de su entorno familiar, y mantener y recuperar la integridad tisular y cutánea de la persona.

El protocolo se estructura en diferentes partes, entre ellas la definición de la población diana, los objetivos, los profesionales que intervienen en el proceso de atención a las úlceras por presión y los recursos materiales para su tratamiento. Por otra parte, incluye las diferentes acciones a desarrollar tanto en la prevención como el tratamiento de estas lesiones, así como los indicadores de evaluación a tener en cuenta.

Este documento ha sido elaborado por la Comisión de Úlceras por Presión y Heridas Crónicas del Complejo Hospitalario de Toledo de la que forman parte profesionales de Enfermería y auxiliares de Enfermería.