Publicado 18/11/2020 16:15CET

Gobierno Vasco afirma que las medidas restrictivas están funcionando pero pide "no bajar la guardia"

La consejera de Salud informa en el Parlamento  de la evolución de la pandemia en la Comunidad Autónoma Vasca
La consejera de Salud informa en el Parlamento de la evolución de la pandemia en la Comunidad Autónoma Vasca - PARLAMENTO VASCO

VITORIA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, ha destacado que los datos de incidencia de la covid-19 indican que las medidas restrictivas adoptadas "están funcionando" pero ha insistido en que la incidencia de la pandemia "sigue siendo muy alta y no se puede bajar la guardia", por lo que considera que "aún es pronto" para levantar las medidas colectivas de prevención frente al contagio y para "hacer previsiones" de cara a los festivos de diciembre y Navidad.

En la comparecencia semanal ante la Comisión de Salud del Parlamento Vasco, la consejera ha informado de la situación de la pandemia de coronavirus en Euskadi, que ha registrado 83 fallecimientos con covid-19 como causa directa en la semana del 9 al 15 de noviembre, diez más que la semana anterior.

Además, durante la jornada de este pasado martes se han detectado 1.050 nuevos positivos en coronavirus, lo que supone 109 más que en el día anterior, aunque la tasa de positivos ha bajado al 7%.

La titular de Salud ha destacado que los datos de incidencia de la covid-19 "han mejorado" comparándolos con la semana anterior pero ha precisado que "mejor no significa bien" y ha advertido de que esto "no quiere decir que la mejora vaya a ser la misma en los próximos días o que se pueda especular sobre el futuro más inmediato".

"Lo que quiere decir es que las medidas adoptadas por el Consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) el 22 de octubre y el 5 de noviembre son válidas, están funcionando", ha defendido.

En este sentido, ha explicado que "a veces, se cuestiona qué base científica, investigación o análisis justifica las medidas adoptadas hasta ahora" por el LABI para hacer frente a la pandemia y cree que "la realidad de los datos actuales demuestra que las decisiones adoptadas son acertadas".

Asimismo, ha informado de que el trabajo de los rastreadores y las valoraciones realizadas por los epidemiólogos y los responsables del departamento de Salud, concluyen que la mayor parte de los contagios se producen en los lugares con más interacciones sociales informales, donde se relajan las medidas preventivas.

"La reducción de lugares, horarios y actividad donde se producen estas interacciones está dando sus frutos", ha subrayado antes de insistir en que las medidas están dado el resultado "esperado" y Euskadi ha entrado en una "fase de descenso del número de contagios".

No obstante, ha reconocido que "es pronto para aventurar cuál será de evolución futura, si el descenso se mantendrá al ritmo de estos primeros días, si aumentará o si se atenuará".

MANTENER LAS MEDIDAS

Asimismo, ha insistido en que la incidencia de la pandemia y el número de contagios "sigue siendo muy alta y no se puede bajar la guardia". "Hay que seguir manteniendo las medidas individuales y colectivas de prevención frente al contagio" ha avanzado.

Sin embargo, ha recordado que este jueves se volverá a reunir el Consejo Asesor del LABI que realizará una evaluación "más detallada de la situación y de las medidas de contención vigentes".

También ha recordado que esta tarde volverá a reunirse Consejo Interterritorial del Sistema de Salud con un orden del día en el que, además de la situación de Portugal, y las comunidades autónomas españolas limítrofes, se analizarán las novedades existentes sobre las vacunas frente a covid-19, así como el abordaje de la Navidad y festivos de diciembre.

FECHAS NAVIDEÑAS

"Este último es un tema que me preocupa", ha reconocido la consejera, que cree que "es pronto para hacer previsiones" de cara a las fechas navideñas.

Sin embargo, opina que "no se puede perder de vista lo que hagan las comunidades limítrofes" por la "gran movilidad que suele haber entre territorios, especialmente en esas fechas".

"Esta tarde vamos a compartir la situación actual, trasladar nuestra opinión de que aún es pronto para considerar que las medidas que están demostrando su efectividad sean levantadas", ha explicado.

Además, ha destacado que volverá a solicitar que el Gobierno Vasco pueda "disponer de todas las herramientas legales para la adopción de medidas más estrictas, de forma inmediata, si así fuera necesario". "Lo hemos solicitado en más de una ocasión sin recibir respuesta al respecto", ha indicado.

CRIBADOS

Respecto a los cribados, Sagardui ha defendido que están siendo "efectivos" porque "la gente sí acude" y ha explicado que trabajan con las Entidades Locales para que el llamamiento sea "masivo". Además, ha recordado que las pruebas se hacen con cita previa, por lo que la espera no es "generalizada" y se facilita la atención a las personas que no tienen cita "porque no tenemos falta de reactivos y falta de test".

Por otro lado, ha anunciado que "en breve" se va a poner en marcha una nueva campaña para que la ciudadanía de Euskadi "tome conciencia de que la situación sigue siendo muy grave", que se cuenta con unos servicios de salud "tensionados" y que "nadie está libre de sufrir las consecuencias más graves de la enfermedad".

"Queremos combatir con esta campaña posibles situaciones de relajación que se pueden producir como resultado de tres situaciones: de esta favorable evolución de los datos, de los sucesivos anuncios sobre la pronta disposición de una vacuna; y --esto es una opinión personal-- percibimos que parte de la población contempla esta enfermedad como una molestia más que como un riesgo cierto para la salud y la vida", ha explicado.

Sagardui ha advertido de que esta enfermedad puede llevar a quien la padece "al hospital, a la UCI y a la muerte", y que "el ingreso en una única persona es un fracaso colectivo".

El viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo, por su parte, ha insistido en que la evolución de los últimos días "es positiva", en la medida en que se alcanzó el pico de la tasa de incidencia de 850 el 12 de noviembre, y desde entonces la tasa de incidencia está disminuyendo "a un ritmo lento". "Es de esperar que la tendencia siga bajando y que progresivamente nos encontremos mejor", ha augurado.

Según ha explicado, esta situación "también se está empezando notar en el número de ingresados y de personas en la UCI" que han comenzado a descender. "La evolución de la pandemia en este momento está siendo positiva. Entendemos que está relacionada, lógicamente, con las medidas que se han tomado, con una menor movilidad de las personas y sobre todo, con una menor utilización de espacios cerrados", ha destacado.

Por último, ha defendido que aunque es "innegable" que ha habido "problemas" en el rastreo de los casos, ha defendido que Osakidetza "no va tarde", ya que se ha combatido esta situación "metiendo más horas y contratando a más gente". "En este momento estamos en el cien por cien del rastreo", ha asegurado.

Contador