Actualizado 12/06/2013 15:52:50 +00:00 CET

La Fundación Europea para la Investigación del Reumatismo asigna ayudas por 1 millón de euros a proyectos de artrosis

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Congreso Anual Europeo de la Liga contra el Reumatismo, Eular 2013, ha sido el lugar elegido para la presentación mundial de la Fundación Europea para la Investigación del Reumatismo (FEIR), que nace con el objetivo de apoyar las investigaciones básicas y aplicadas para reducir la carga que representa enfermedades reumáticas como la artrosis, precisamente seleccionada para abrir la convocatoria de ayudas a proyectos con una asignación de un millón de euros.

El FEIR, que es una entidad sin ánimo de lucho independientemente de Eular, apoyará la investigación de alta calidad y revisada por expertos mediante la recaudación de fondos de donantes comerciales y no comerciales, y su puesta en marcha, según ha explicado la responsable de Epidemiología y Servicios de Salud de Eular, la reumatóloga e investigadora Loreto Carmona, "es muy importante", puesto que "significa que se puede buscar dinero y estrategias para conseguir poner en marcha muchas más investigaciones".

Según ha explicado a Europa Press, habrá un comité que vigilará que aquello que se financie "desde el punto de vista científico merezca la pena", ya que se trata de enfermedades con una gran carga global, ya que más de 120 millones de europeos conviven con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas.

La primera convocatoria asignada a la artrosis pretende destinarse a proyectos que ayuden a mejorar la calidad de vida de estos pacientes, por tanto, entiende, se asignará a proyectos farmacológicos, pero también, explica, a investigar la enfermedad, "sobre todo por qué se produce la artrosis a unas personas y a otras no".

A su juicio, es importante que "las cosas de que se hacen en el laboratorio lleguen a los pacientes y que lleguen las cosas que realmente funcionan", por eso es tan importante la puesta en marcha de nuevas investigaciones.

Entre las novedades de las que se están hablando en este congreso y que, señala, puede ser la línea que se marque en futuras investigaciones, se encuentra la relación que existe entre la enfermedad y la inflamación.

"Hasta ahora siempre hemos pesando que era una enfermedad degenerativa, porque se trata sobre todo del desgaste del cartílago", sin embargo, explica, "ahora se está viendo que hay una gran relación con la inflamación"; "estamos empezamos a pensar que quizá la artrosis también se deba tratar de alguna manera para disminuir la inflamación, no solo evitando el desgaste", ha añadido.

Y en esta inflamación tiene mucho que ver la obesidad, que "en sí provoca un efecto sobre la enfermedad". En la grasa existe una serie de moléculas que tiene un poder inflamatorio, al indagar sobre estos adipociotos, que son células de la grasa, se ha visto que hay muchas moléculas que están relacionadas con la inflamación.

"Esta es una de las cosas a las que se están dando más vueltas, y a cómo hacer que disminuya la inflación, no solo con los antiinflamatorios sino si existe otra manera de atacar el proceso que desencadena la inflamación de las articulaciones", afirma.

Además, ahora se está trabajando mucho sobre nuevos biomarcadores que ayudarán a predecir la enfermedad y cómo se va a desarrollar; también la investigación se está enfocando en la combinación de tratamientos ya existentes.

NOVEDADES Y AVANCES

Entre las principales novedades del Congreso, Carmona destaca que se ha llegado a un acuerdo en la denominación de este tipo de enfermedades, que ahora se reconocerán como enfermedades reumáticas y músculo esqueléticas (ERMs). "Hasta ahora en cada país se las llamaba de una manera, se ha decidido un término global, algunos las llamaban enfermedades reumáticas, otros solo muscoloesqueléticas; de esta manera empezamos todos a sonar igual", ha explicado.

De cara al paciente, hay varias sesiones sobre el rediseño de la asistencia sobre qué caminos debe llevar el paciente y cómo debe ser atendido, así se han preparado sesiones sobre todo para médicos de Atención Primaria donde se les muestra cuál es la mejor forma de tratar a los pacientes sin necesidad de derivarlos a un especialista, y a qué enfermos deben derivar y cuáles puede ser asistidos en Atención Primaria.

"Esto es importante, hay que tratar de ponernos deacuerdo entre todos los que tratamos las enfermedades reumáticas y muscoloesqueléticas", señala Carmona, quien destaca que "hay un sentimiento común es que se debería de haber más formación de los médicos de Atención Primaria para que pudieran trata las enfermedades más prevalentes".

En este sentido, recuerda que existen enfermedades como la artrosis o la lumbalgia que, de primeras, no necesitarían pasar a un especialista, "el problema es que en las facultades de medicina no se explican mucho las enfermedades reumáticas con lo cual prácticamente se va a aprendiendo sobre la marcha", por ello "se están viendo vías para poder llegar más fácilmente a los médicos de AP que en general recetan bastante a los reumatólogos, y quieren colaborar".

Carmona destaca que entre las mayores deficiencias dentro del tratamiento de los pacientes, el retraso en el diagnóstico es la mayor demanda. "Aunque vamos mejorando año tras año, como se ve en los congresos, se tarda mucho desde que el paciente comienza con síntomas a ser diagnosticado y a comenzar el tratamiento, y esos primeros meses son críticos, puede significar que no precise tratamiento tan fuerte durante tanto tiempo", sobre todo es una demanda en enfermedades como la osteoartritis o la artritis reumatoide.

Por otra parte, en colaboración entre EULAR y el Colegio Americano de Reumatología ha dado como resultado el Desarrollo de un nuevo criterio de clasificación para la esclerosis sistémica (ES), que remplaza el criterio desarrollado por la Asociación Americana de Reumatismo en 1980, y que mejora el diagnóstico en pacientes con formas de la enfermedad tempranas o leves.

Otro de los anuncios que se han producido hoy incluye un estudio evaluando la aplicación y el acuerdo de recomendaciones recientes hechas por EULAR para el papel de la enfermería en la gestión de la artritis inflamatoria crónica (AIC). EULAR formuló diez recomendaciones, siete de las cuales cubren la contribución de los enfermeros al cuidado y gestión de la AIC. Las grandes variaciones del papel de las enfermeras en la gestión de la AIC se producen específicamente entre países y regiones.

Eular 2013 se establece como el más importante evento de Reumatología en Europa, con más de 14.000 científicos, médicos y profesionales de la salud relacionados, provenientes de más de 110 países. Durante el Congreso habrá más de 320 'abstracts' presentados oralmente y 1.800 en 'poster', además de 750 conferencias con 330 conferenciantes invitados.